Es para corroborar si pasó por esa ciudad dos o tres días después de desaparecer de su casa de Papagayos.

De lugares tan distantes como las provincias de Salta y Río Negro, de barrios porteños y de localidades bonaerenses han llamado a la familia de Lucas Bolotti, para avisarle que creen haber visto al chico discapacitado que desapareció de Papagayos, en San Luis, el 19 de julio pasado. Algunos llamados parecen más certeros que otros, pero, de todos modos, ninguno ha servido para dar con el joven de 24 años, que tiene una edad mental de 5. Uno de los últimos, de hace una semana, direccionó las esperanzas de sus familiares hacia Maquinista Savio, una localidad distante a cuarenta kilómetros de su lugar de residencia, General Rodríguez, en la provincia de Buenos Aires. Todavía siguen esa pista.

A la vez, mientras la investigación sigue en manos de la jueza Penal de Concarán, Patricia Besso, la familia Bolotti está atenta a cualquier novedad que surja en San Luis. Está a la expectativa de que algún vecino de la Villa de Merlo, a 38 kilómetros al norte de Papagayos, avise si tiene alguna filmación o alguna foto para corroborar la posibilidad de que Lucas haya pasado por ahí, uno o dos días después de que desapareció.

Esa conjetura está basada en que una filmación de las cámaras de seguridad de Merlo muestran a una persona que podría ser el joven buscado, le dijo ayer a El Diario el padrastro de Lucas, Víctor Kravetz.

Compartir
Artículo anteriorSe viene el TC en La Pedrera

Deja un comentario