El comunicado que ayer difundió el Colegio de Abogados y Procuradores de la ciudad de San Luis generó polémica entre los profesionales locales y dos integrantes de la comisión directiva votaron en contra del dictamen.

Así lo reveló el secretario general del Colegio, Maximiliano Agúndez. “Tuvimos dos disidencias en la comisión”, dijo en relación a los votos de Marcelo Vagaria (prosecretario) y de la vocal titular María Fernanda Kabaradjian del Moral. La comisión directiva es presidida por Ricardo Valentino.

“Hemos debatido con los colegas que cada día se acercan al Colegio y recibimos diferentes opiniones. Como autoridades elegidas tomamos una posición. Es difícil tomar una que conforme a todos”, explicó Agúndez.

“La amplia mayoría entendió que el dictamen debí ser en contra del proyecto del ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo”, justificó.

Sobre el tinte católico del comunicado, el abogado señaló que “la norma que tiene que ver con la protección de la vida tiene coincidencias con lo que postula la Iglesia Católica” pero “más allá de lo religioso, nos centramos en cuestiones jurídicas: consideramos que este proyecto tiene incongruencias con la normativa de rango constitucional como el Pacto de San José de Costa Rica”.

Con todo, Agúndez defendió el comunicado con el argumento de que ataca los fundamentos del proyecto que mañana se debatirá en el Senado de la Nación.

Deja un comentario