La propuesta del Ejecutivo municipal, de crear una Comisión de Emergencia, obtuvo 10 votos positivos y 3 negativos. El proyecto aprobado descarta despidos y quita de beneficios a trabajadores y usuarios.

Luego del cuarto intermedio en la sesión de ayer, el Concejo Deliberante de Villa Mercedes declaró, esta mañana, la emergencia del transporte público de ciudad, jaqueado por la quita de subsidios del gobierno nacional al sector. El proyecto del Ejecutivo municipal, que obtuvo 10 votos positivos y 3 negativos, contempla la creación de una Comisión de Emergencia que idee medidas para garantizar el servicio y descarta despidos y quita de beneficios a trabajadores y usuarios.

El único bloque que no apoyó la ordenanza fue Mercedinos por el Cambio que, a su vez, adelantó que no va a participar de la futura Comisión, que va a estar conformada por integrantes del gobierno municipal, legisladores y trabajadores de la empresa Sol Bus, que tiene a cargo el servicio de transporte urbano y que se declaró en crisis económica ante la inminente quita de fondos.

La diferencia substancial del proyecto original con el aprobado esta mañana, iniciativa que el bloque Justicialista presentó este martes, es que el Concejo desautoriza el despido de trabajadores, la reducción de indemnizaciones, viáticos y horas de trabajo, como así también la suspensión de beneficios tarifarios para estudiantes, jubilados y personas con capacidades diferentes.

Deja un comentario