Las ventas en los comercios pymes minoristas registraron una baja de 3,1 por ciento en noviembre respecto a igual período de 2021, según un informe elaborado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). De esta forma, las ventas suman cinco meses consecutivos en baja, a pesar de lo cual el acumulado del año refleja un incremento de 1,4 por ciento frente a igual lapso de 2021.

El único rubro que creció el mes pasado en la comparación anual fue Farmacia y Perfumería, con una suba de 8,9 por ciento. Luego el relevamiento mostró una baja de 18,2 por ciento en textil e indumentaria, de 5,3 en calzado y marroquinería, de 2,7 en bazar y decoración, de 1,3 en alimentos y bebidas y de 0,7 por ciento en ferretería y materiales eléctricos.

“En el balance general, noviembre no fue un mes bueno. Los comercios continuaron sintiendo el menor poder adquisitivo del consumidor generando cierta preocupación. La cercanía de fin de año trae una moderada expectativa de crecimiento del consumo, aunque divergente entre los distintos rubros”, señaló CAME en un comunicado.

El rubro con mayor ponderación dentro del índice es alimentos y bebidas que, pese a caer 2,8 por ciento en la comparación con igual mes de 2021, acumula un alza interanual de 2,8 por ciento entre enero y noviembre. “A pesar de que los aumentos de precios se desaceleraron en el mes, los comercios continuaron sintiendo el menor poder adquisitivo de la gente. El Mundial de fútbol contribuyó, en parte, a mantener las ventas relativamente activas”, afirmó CAME.

Continúa sorprendiendo el derrumbe del sector textil que retrocedió 18,2 por ciento en la comparación interanual. “El ramo está muy resentido porque los precios vienen aumentado fuerte. Las compras del público se orientaron a ofertas o promociones específicas. Las empresas están convencidas que en diciembre se venderá bien, y están preparando sus stocks para la fecha. Se trata de un rubro vinculado al desempeño del ingreso familiar”, remarcó CAME.

Share.