A través del decreto Nº 11.327 se designó como fiscal de Estado adjutor al doctor Roald Bartolomé Cattaneo durante un acto realizado en el Salón de la Puntanidad al que asistieron miembros del Gabinete provincial, la presidenta de la Cámara de Senadores, María Angélica Torrontegui, el fiscal de Estado, Eduardo Allende, integrantes del Superior Tribunal de Justicia, familiares, allegados y gran parte de la comunidad del Derecho de la provincia.

El gobernador Alberto Rodríguez Saá tras tomarle juramento al flamante funcionario de la Justicia provincial manifestó su satisfacción por el cambio del mundo jurídico desde 1983 en adelante: “mejoró la Justicia, mejoró el Estado y las reglas de juego y hoy me siento orgulloso de este momento que estamos viviendo y quiero resaltar lo que hace la Fiscalía de Estado”.

“El Estado mejoró enormemente y esto se debe gracias a los abogados: la modificación de los Códigos con la ayuda del Superior Tribunal y así como mejoramos los otros Códigos tenemos que mejorar el Código de Procedimiento Administrativo”, dijo el gobernador, y agregó: “Demos más garantías, fomentemos la participación para que la gente se sienta muy segura en los temas del Derecho Administrativo”.

Por su parte Roald Cattaneo, declaró: “Soy abogado formado en la Fiscalía de Estado. Ingresé hace más de 20 años casi sin experiencia y siento que el nombramiento es de alguna manera, un reconocimiento a los abogados del Estado”.

Cattaneo ocupaba el cargo de jefe de Sala Judicial, figura jurídica que subroga al fiscal adjutor, puesto que hace años no se designaba “por lo tanto no habrá grandes cambios en lo laboral salvo que ahora de hecho en caso de ausencia o vacancia del fiscal de Estado, el fiscal adjutor ocuparía el puesto”, explicó.

Share.