Paolo Rocca, CEO del Grupo Techint, le pidió públicamente al ministro de Economía, Sergio Massa, «volver a las libertades de las empresas privadas«. Fue durante el panel de cierre del 21º seminario Propymes que organiza anualmente el Grupo Techint para celebrar con las pymes proveedoras del grupo. Sergio Massa conoce las preocupaciones empresarias de acceso a los dólares para importar, y por eso hizo foco en el desafío 2023 de acumular reservas, incluso con resultados positivos en números. También aseguró que el país va tener un crecimiento mayor a 5 puntos del PBI, «para construir tres años consecutivos de crecimiento, que hace mucho tiempo no nos pasa en la Argentina».

«Los procesos de restricción del país están marcados por la falta de dólares en nuestras reservas que son los que le quitan credibilidad a nuestra moneda», aseguró el ministro Massa de visitante en el panel  «La Argentina posible, con el protagonismo de cadenas de valor competitivas» que dio cierre al evento realizado en la Rural. «A largo plazo tenemos que volver a un lugar que deje la libertad a la empresa privada y que ese retire el Estado», le replicó Paolo Rocca. Massa le respondió que “la Argentina no está en condiciones de levantar las restricciones hoy” y aseguró que necesita un motor que acompañe al campo, como es la energía: “Cuando Argentina logre agregar valor a sus exportaciones, porque hoy exportamos la tonelada a un menor valor del que la importamos” explicó.

Crecimiento

El ministro de Economía hizo énfasis en el crecimiento de la inflación. Afirmó que «este año vamos a tener un crecimiento mayor a 5 puntos del Producto Bruto Interno» y que el año que viene el país tiene mayor posibilidad de crecer que el número puesto en el Presupuesto de 3,5 por ciento «por tracción del sector turístico, la construcción privada, la inversión publica por parte del Estado, y por lo que de alguna manera nos muestra la foto de la licitación de ayer del Plan Gas con un volumen y actividad creciente en Vaca Muerta», justificó.

Uno de los logros del gobierno es conseguir un crecimiento de tres años consecutivos del PIB: «Nos caímos en la pandemia, recuperamos y crecimos 10 puntos; este año vamos a tener un crecimiento mayor a 5 puntos del PBI, tenemos que seguir creciendo para construir tres años consecutivos de crecimiento, que hace mucho tiempo no nos pasa en la Argentina».

El funcionario remarcó que la Argentina está ante una «situación compleja a nivel global, que son las disputas que se van a dar los próximos 20 años alrededor de la economía del conocimiento; la seguridad alimentaria y las fricciones alrededor de las proteínas; los minerales; y la energía». Al respecto, anticipó que en el inicio del período ordinario de sesiones del Congreso el año próximo el Poder Ejecutivo enviará al parlamento dos proyectos de ley para discutir un marco normativo con estabilidad impositiva para el desarrollo de hidrógeno y de GNL.

Las acciones del gobierno «apuntan a consolidar que tengamos la capacidad en los próximos 10 o 20 años de ser exportadores de proteína con base y primer, segundo y tercer piso de valor agregado, y cuanto mayor sea el valor agregado, mayor será la riqueza de nuestro país». «En la energía», agregó-, » tenemos el segundo reservorio global de shale gas, el cuarto de shale oil, y eso nos convierte en un gran jugador, pero con el gasoducto Presidente Néstor Kirchner, ese gran jugador necesita que todo ese recurso que está en el subsuelo de la Argentina lo podamos poner a disposición de los ciudadanos argentinos y lo podamos disponer para las exportaciones, poniendo en juego también una cuestión de valor agregado».

 

Reservas

Con el foco puesto en lo dólares, aseguró que las reservas de libre disponibilidad a fin de año alcanzarán a 7000 millones de dólares, cifra que se ubicaría unos 1000 millones de dólares por encima del compromiso asumido con el Fondo Monetario Internacional (FMI). «Vamos a cerrar el año con más de 7.000 millones de dólares disponibles, se activa un swap de 5.000 millones de libre disponibilidad con China», aseguró.

Con este escenario, el titular de la cartera económica les planteó a empresarios pymes que realizan su planificación para 2023 computando la posibilidad de realizar importaciones entre un 7 y un 11 por ciento por sobre los volúmenes de este año. “Si planifican con estos valores no van a tener problemas en importar, ni con los plazos ni con los volúmenes”, señaló el ministro. “En SIMI por reiteración, muchos tenían hasta siete veces reiteradas las SIMI. Al Estado le faltaban entre septiembre y diciembre aprobar 39 mil millones de dólares. Era algo inabordable para nuestro país”, se justificó.

Aclaró además que habrá un tratamiento especial para el caso de importaciones de bienes de capital. Massa aprovechó la oportunidad para enviar un nuevo mensaje hacia quienes dudan de la capacidad del Banco Central para acumular reservas y de la disponibilidad de divisas para financiar importaciones.

Finalmente, afirmó que «es una falsa dicotomía la idea que la Argentina es grandes empresas o pymes, el campo o la industria, o el interior o la Ciudad». «Saludo el ejemplo de Propyme porque hay más de siete mil pymes que son parte de un ecosistema de capacitación, de crédito, de fomento para la inversión, pero sobre todo porque la construcción de esos ecosistemas son los que después permiten darle sustentabilidad a proyectos como el del gasoducto Néstor Kirchner», destacó el titular del Palacio de Hacienda.

Share.