Néstor Gorosito arregló su salida con la nueva comisión directiva de Gimnasia La Plata y dejó de ser el entrenador del Lobo, que tendrá a Sebastián «Chirola» Romero sentado en el banco en su reemplazo.

En reunión entre la dirigencia del equipo platense y el representante de «Pipo» Gorosito se llegó a un acuerdo total por el pago de la deuda que mantenía el club con el entrenador y así se interrumpió el vínculo, días después del recambio de autoridades en el Lobo. Tras la salida de Gabriel Pellegrino de la presidencia de la entidad deportiva, su sucesor Mariano Cowen había declarado que el contrato con el DT era «impagable».

Tras varios días de negociación, se resolvió saldar una parte de la deuda que tiene Gimnasia con el entrenador en 10 cuotas, mientras que el oriundo de San Fernando aceptó ceder la parte restante y así finiquitar la desvinculación con el club, inhibido para incorporar en este mercado de pases.

En su reemplazo asumirá este martes «Chirola» Romero, quien hasta el momento se desempeñaba como entrenador de la Reserva. En esa categoría, el ex jugador dirigió 80 partidos, con un saldo de 36 victorias, 18 empates y 26 derrotas.

La salida de Gorosito se habría producido, según trascendió, porque el entrenador no pudo consolidar con las nuevas autoridades el vínculo con el ex presidente Gabriel Pellegrino, a quien le endilgaban un oneroso contrato firmado con el ex futbolista de River y San Lorenzo.

En ese sentido, el factor económico habría sido decisivo para que Gorosito, de buena campaña con el Lobo, no continuara.

Gimnasia La Plata presenta un déficit mensual de 93 millones de pesos que las nuevas autoridades del club se encuentran empeñadas en reducir, por lo que decidieron cortar el vínculo con el que el club volvió al plano internacional y dejó de pensar en el descenso.

Share.