El presidente de Independiente, Fabián Doman, criticó la decisión del América de México de ir al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) para cobrar cuanto antes la deuda de más de seis millones de dólares por el pase del paraguayo Cecilio Domínguez, realizado a principios de 2019.

«No sabemos si América busca cobrar o lastimar a Independiente, porque le ofrecimos cuatro planes de pago y no aceptó ninguno», explicó Doman sobre los intentos del club por llegar a un acuerdo con los mexicanos pero que fueron todos rechazos ya que espera cobrar al contado el total del monto.

Domínguez llegó al Rojo en 2019 como una estrella, convirtiéndose en la compra más cara de la historia del club. Pero estuvo lejos de rendir como se esperaba: totalizó 42 partidos y marcó 8 goles en un año y medio. Luego fue vendido al Austin estadounidense por 2,5 millones y a mediados del año pasado llegó con el pase en su poder al Santos Laguna de México, donde todavía milita.

El mandamás también se refirió a los contratos que firmó la dirigencia anterior: «Nos hemos encontrado con contratos de jugadores que son obscenos. Me gustaría una explicación del Secretario anterior (Héctor Maldonado) sobre todo esto».

Ante las deudas y las posibles sanciones deportivas, Doman reveló que habló con su antecesor Hugo Moyano para que ayudara al club: «Le dije que tiene que hacer un esfuerzo económico personal por la situación en la que dejó a Independiente… Estoy esperando que me responda».

Independiente cuenta con seis días para resolver la situación que tiene con el equipo mexicano, de lo contrario el TAS podría aplicar una quita de puntos en el caso más extremo, o como suele suceder, prohibirle la incorporación de jugadores por una determinada cantidad de tiempo.

Share.