Una mujer se volvió viral este martes luego de que publicara la foto de una araña gigante que se encontró en el lugar que eligió para pasar las vacaciones, en la ciudad balnearia de Pinamar.

«Todos jorobando con las arañitas de Australia… pero esta apareció recién en mi cuarto en Pinamar”, publicó Paula C. Luna desde su cuenta de Twitter.

Rápidamente, la cuenta especializada en el comportamiento de las arañas, @Aracno_Cosas, respondió si el ejemplar en cuestión era peligroso: «Pertenece a la familia Sparassidae, no es considerada de importancia médica», informó.

Si bien este tipo de arañas gigantes se encuentran mayormente en Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica, el Sudeste asiático, Europa (seis géneros),​ Florida y Hawái, Chile y posiblemente en muchos otros sitios tropicales y subtropicales, hay una especie en particular de las 1000 conocidas que habita en nuestra región.

Qué son los esparásidos o «arañas cangrejo»

Los esparásidos (Sparassidae) son una familia de arañas araneomorfas. Se conocen como arañas cangrejo gigantes, arañas cazadoras y, en Australia, como arañas de la madera. Estas arañas se encuentran en Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica, el Sudeste asiático, Europa (seis géneros),​ Florida y Hawái, Chile y posiblemente en muchos otros sitios tropicales y subtropicales; se conocen unas 1000 especies.

Son de color parduzco y unas cazadoras nocturnas excelentes. Se mueven a ambos lados con gran agilidad. En ocasiones atacan a lagartijas. El caparazón del prosoma y el opistosoma son aplanados y las patas llegan a medir hasta 15 cm. Tienen 8 ojos del mismo tamaño, 4 de los cuales están orientados hacia adelante desde el borde del caparazón.

Cuando la presa se aproxima, la araña cangrejo ataca y administra una mordedura venenosa. El veneno de la araña cangrejo es suficientemente potente como para inmovilizar grandes insectos. Aunque su veneno no afecta a las personas, en algunas ocasiones ciertos individuos pueden experimentar reacciones alérgicas. 

La Polybetes pythagoricus o «arañón del monte»

La Polybetes pythagoricus es una especie de araña araneomorfa sparásida del género Polybetes, cuyos integrantes son denominadas comúnmente arañones del monte o arañas cangrejo. Habita en regiones templadas y cálidas de Sudamérica.

Esta especie fue descrita originalmente en el año 1875 por el médico, naturalista y escritor argentino Eduardo Ladislao Holmberg, con el nombre científico de Ocypete pythagorica. 

Etimológicamente, el término específico pythagoricus refiere al parecido que el célebre triángulo del teorema de Pitágoras posee respecto a una mancha negra que presenta esta araña, sobre el lado ventral del abdomen u opistosoma (con el lado más ancho hacia la cintura).

Se la puede encontrar en lo que es la región sur del continente, más precisamente en Brasil, Paraguay y uruguay. ¿Y en Argentina? Al «arañón del monte» es frecuente encontrarlo en el centro y norte del país, llegando por el sur a la zona de Bahía Blanca.

¿Es peligrosa para los humanos?

Esta araña es escasamente peligrosa para los seres humanos (no sensibles), pero los casos de mordeduras son bastante frecuentes, ya que si se la molesta o es apretada intencionalmente es una especie bastante agresiva. La mordedura que deja es de gran tamaño e intenso dolor.

Esta araña cuenta con grandes glándulas que producen abundante veneno que al ser inoculado en cada mordedura de sus quelíceros genera en la víctima dos efectos. El primer síntoma es una acción local causada por el daño mecánico de la penetración de los quelíceros, lo que produce un edema en el área donde se localizó la picadura, el que se mantiene durante un periodo de una a 3 horas. 

La segunda es una respuesta del tipo neurotóxica, la cual afecta al resto del cuerpo, el cual presenta flojedad, cansancio, debilidad, dolor de cabeza, mareos, adormecimiento del miembro mordido y una tendencia lipotímica con sudor frío. A las pocas horas también desaparecen dichos síntomas, por lo que no se aplica suero anti-veneno

Share.