Al Hilal, el equipo de Arabia Saudita dirigido por Ramón Díaz, dio un gran golpe en el Mundial de Clubes que se disputa en Marruecos. Derrotó 3 a 2 a Flamengo, el actual campeón de América ,y se clasificó para la final en la que habrá de enfrentar el sábado venidero al ganador del encuentro que este miércoles jugarán el campeón de Europa, Real Madrid ante Al Ahly de Egipto, actual campeón de Africa.

Los sauditas incluyeron en su formación titular a cinco de los jugadores de la Selección que derrotó 2 a 1 a la Argentina en el primer partido del Mundial de Qatar. Uno de ellos, Salem Al Dawsari, anotó en el primer tiempo dos goles de penal  y el restante lo convritió el ex delantero de Racing, el cordobés Luciano Vietto. Pedro en dos ocasiones señaló los goles de Flamengo que jugó todo el segundo tiempo con un hombre menos por la expulsión de su volante Gerson y careció del poder de reaccion moral y futbolístico necesario como para ir a buscar el empate.

La eliminación de Flamengo redondea un cuadro preocupante para el fútbol sudamericano a nivel de clubes: de las últimas diez finales del Mundial de Clubes, sólo pudo jugar cinco y el último campeón data de 2012 cuando Corinthians derrotó 1a 0 a Chelsea en Yokohama (Japón). Con este formato, los argentinos jamás pudieron ganar el torneo: el último título, bajo la disputa de la Copa Intercontinental,  lo logró Boca cuando superó por penales en 2003 a Milan también en Japón.

Ramón Díaz por su parte, volverá a dirigir una final ante un equipo europeo luego de 27 años: la única vez fue en 1996 cuando al frente de River, perdió 1 a 0 ante Juventus de Italia en la definición de ese año de la Copa Intercontinental.

 

Share.