Alejandro «Papu» Gómez, campeón mundial con la Selección Argentina, será operado por un esguince en el ligamento del tobillo izquierdo que sufrió ante Australia en los octavos de final de Qatar 2022, y estará más de un mes afuera de las canchas.

El futbolista del Sevilla de España, de 34 años, había regresado a la actividad en las últimas fechaspero su vuelta al campo de juego significó un retroceso en su recuperación, por lo que este viernes deberá someterse a una artroscopia de tobillo.

Gómez tendrá al menos cinco semanas de rehabilitación, por lo que podría perderse los amistosos del seleccionado albiceleste que se llevarán a cabo en marzo próximo.

«El tratamiento conservador al que fue sometido inicialmente, supervisado por los médicos del Sevilla y de la Selección, fue evolucionando, pero el internacional argentino no se encuentra al 100 por ciento de su capacidad, una vez comenzado el trabajo con el grupo», indicó la institución en un comunicado.

Por último, agregó: «Ante esta tesitura, se ha optado por operar al jugador, cuyo período de baja estimada será de cinco semanas».

Share.