Estará disponible en 23 papelerías de siete ciudades y localidades de la provincia desde este lunes hasta el 5 de marzo. Incluye un kit para Nivel Inicial, otro para Primario y otro orientado al Nivel Secundario. Cada uno tiene un costo de $2900.

Ante la proximidad del inicio del ciclo escolar 2023, previsto para el 27 de febrero, las familias puntanas ya recorren comercios y organizan su presupuesto para poder afrontar los gastos que implica el comienzo de clases en cuanto a indumentaria y calzado, transporte y, también, útiles escolares.

La Dirección Provincial de Comercio y Defensa del Consumidor mantuvo reuniones durante las semanas previas con representantes de distintas papelerías y negocios que venden productos indispensables para hacer las tareas diarias, tales como cuadernos, hojas y bolígrafos.

Estamos muy contentos por haber consensuado un año más la canasta escolar con comercios de la provincia que adhieren a esta iniciativa, algo que hemos logrado en otras oportunidades. Hemos coordinado con 23 negocios ubicados en siete ciudades y localidades de la provincia, tales como Justo Daract, La Punta, Villa Mercedes, Merlo y San Luis”, informó el director provincial de Comercio y Defensa del Consumidor, Alberto Montiel Díaz.

El funcionario expuso, además, que está abierta la invitación a todos aquellos comerciantes que quieran sumarse a vender esta canasta.

Kits para todos los niveles 

De acuerdo a las necesidades específicas, se han armado tres alternativas: una para estudiantes de Nivel Inicial con 21 productos, otra de 15 para Nivel Primario y otra de 15 útiles para el Secundario. “Cada una de ellas tiene los productos consensuados con el Ministerio de Educación de la Provincia, de acuerdo a lo que cada establecimiento educativo necesita para el comienzo de clases”, refirió el funcionario.

Montiel Díaz dio la conferencia acompañado por Diego Sáez, quien asistió en representación de Papelería Junín, uno de los comercios que es parte de esta iniciativa. “Estamos muy contentos de acompañar este proyecto, como todos los años. Hay que estar cerca de la gente”, consideró el empleado.

Al respecto a la posibilidad de responder a la demanda, Sáez aclaró que a pesar de que algunos proveedores tienen complicaciones para la provisión, han podido armar estos kits escolares bajo la premisa de que incluyan útiles de marcas de calidad intermedia, que se venderán hasta que se termine el stock.

El director de Comercio y Defensa del Consumidor destacó la predisposición y el esfuerzo de los locales adheridos, en tanto la inflación hace variar los precios prácticamente de semana a semana, y estos negocios se han comprometido a mantenerlos hasta el 5 de marzo.

 

Share.