La Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (Cecha) terminó por el momento con el dilema. Aunque siguen reclamando por la reducción de plazos de acreditación y de las comisiones, confirmaron que no suspenderán el pago con tarjetas de crédito, una amenaza que habían realizado durante las últimas semanas. En la Cámara de Expendedores local confirmaron que se encolumnan con la medida, aunque aclararon que cada petrolera tiene libertad para decidir qué medio de cobro acepta.

“La petrolera YPF, que es la que más mercado abarca, decidió mantener este medio de cobro. Por lo tanto, el resto de las expendedoras debemos continuar aceptando las tarjetas de crédito”, confirmó José Gianello, presidente de la Cámara de Expendedores de Combustibles de San Luis.

Actualmente, en el país, de cada diez compras en estaciones de servicio, seis se pagan con tarjeta de crédito y aplicaciones asociadas de diferentes bancos y entidades financieras. Según datos de Cecha, en 2017 y 2018 el porcentaje de pagos con crédito no superaba el 30%. “La mayoría de las compras de combustibles son con medios digitales. Ya sea con tarjetas de débito y crédito, o con aplicaciones”, confirmó Gianello, sobre uno de los motivos principales por los que se tuvo que sostener el cobro con este medio de pago.

Los reclamos de los expendedores apuntan a lograr la modificación de la Ley 25.065. Buscan establecer definitivamente el 0,5% del arancel para las operaciones de pago con tarjeta de crédito. También impulsan que el tiempo de acreditación no sea mayor a las 72 horas después de efectuado el pago. “Los otros comercios pueden compensar, vuelcan estos costos en el precio final. Las estaciones de servicio no podemos hacer eso ya que tenemos un precio de venta determinado y lo tenemos que respetar. Por ende lo que perdemos es margen de ganancias”, dijo Gianello.

Vicente Impieri, vicepresidente a cargo de la Cecha, confirmó que la entidad ya solicitó a la Cámara de Diputados de la Nación una audiencia por el tema. “Esta semana nos presentamos ante la Comisión de Comercio y solicitamos que nos citen urgente para plantear nuestra posición y poder avanzar en el tratamiento del proyecto en cuestión”, explicó.

Los expendedores afirman que deben esperar dieciocho días para que se acredite dinero cuando la venta es a crédito. También se oponen a la regulación de precios y aseguran que “los obliga a comprometer su capital de trabajo, indispensable para afrontar los costos asociados a la actividad, poniendo en riesgo la subsistencia de sus negocios”.

Gianello explicó que la petrolera con participación estatal tiene un trato preferencial por parte de las emisoras de plásticos. Por eso fue la primera empresa en confirmar que continuarán aceptando crédito como medio de pago. “A las demás petroleras que no son YPF las tarjetas les descuentan alrededor del 3,5% por venta. Además a YPF le acreditan los pagos a las 48 horas, mientras que al resto lo hacen recién a los dieciocho días”, dijo.

Share.