El secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación indicó que la situación de emergencia sanitaria no tendría un impacto en las exportaciones, tras la detección de la enfermedad en aves silvestres en la provincia porque según los tratados comerciales «si la enfermedad está en las aves silvestres, pero no ingresa en los ciclos productivos, si no ingresa en los establecimientos avícolas, no habría restricciones comerciales».

El secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Juan José Bahillo, estimó que «no habría restricciones comerciales» como consecuencia de la situación de emergencia sanitaria ante la detección de influenza aviar en aves silvestres en la provincia de Jujuy.

Bahillo, consultado esta mañana por Cadena 3 Rosario, indicó que la situación de emergencia sanitaria no tendría un impacto en las exportaciones y explicó: «Entendemos que no, porque los tratados comerciales establecen que si la enfermedad está en las aves silvestres, pero no ingresa en los ciclos productivos, si no ingresa en los establecimientos avícolas, no habría restricciones comerciales».

«No nos sorprendió pero levanta alertas y dispara otras acciones», dijo el funcionario sobre la detección de influenza aviar en Jujuy, y explicó que no fue una sorpresa «porque esta enfermedad ya está en la Unión Europea, en Estados Unidos y en muchos países de Latinoamérica, y la corriente migratoria del Pacífico ya venía dejando su huella de contagio en otros países».

«No es fácil controlar el avance de este virus ya que son las aves migratorias quienes lo transmiten y trasladan»

También afirmó que «no es fácil controlar el avance de este virus ya que son las aves migratorias quienes lo transmiten y trasladan», pero buscó llevar tranquilidad «a la población en general, a los sectores productivos» dado que «la enfermedad no se transmite a los humanos, salvo que alguna persona sin la debida protección entre en contacto con un ave enferma y se lleve la mano a la cara, pero no se transmite a través de los alimentos».

Asimismo, comentó que «la clave está en la detección temprana». y recomendó a los productores «extremar las medidas de bioseguridad que ya tienen las granjas y respecto del personal».

Secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Juan José Bahillo. Foto: Pablo Aneli.

Además, aseguró que se llevan adelante medidas de control en frontera, rastrillaje de humedales y se trabaja conjuntamente con autoridades provinciales y locales, y agregó que el Senasa ha reforzado su tarea de control.

La sequía

Por otra parte, el funcionario también se refirió a la sequía y confirmó que están trabajando en estimaciones de su impacto.

En ese sentido, sostuvo que «el maíz temprano tuvo el mayor impacto de la sequía -el que se cosecha entre febrero y abril- y ahí va a faltar algo de volumen, más allá de que el volumen más importante del maíz para este año es el que se sembró de manera tardía entre diciembre y enero».

Bahillo habló de la sequía. Foto: Pepe Mateo.

En tanto, dijo: «Sobre la soja, recuperó mucho su estado la planta, y su fortaleza nos permitía ser más optimistas. Ahora estamos haciendo evaluaciones porque en los últimos días entramos en un período crítico por las altas temperaturas de la semana pasada, donde la humedad que había en el suelo, que no era mucha, se evaporó en gran parte».

«Estamos haciendo evaluaciones, somos prudentes», acotó.

En el caso del trigo, indicó que «se viene una cosecha de 13,4 millones de toneladas, mientras que había estimaciones de 10,5» millones, y aseguró: «Vamos a cumplir con todos los compromisos».

Las retenciones

Finalmente, negó que pueda haber una baja de retenciones, y afirmó: «Para ser claros, no. Las retenciones para nosotros son dogmáticas, se podría pensar en un esquema a mediano plazo, que vaya transformando esta matriz impositiva que tiene el sector primario por un sistema más progresivo que grave más el patrimonio, pero las condiciones hoy de estabilidad macroeconómica no nos permiten hacer modificaciones en este sentido».

«Yo creo que deberíamos ir trabajando entre todos los actores del sector, oficialismo y oposición, en un nuevo esquema impositivo para el sector que permita reemplazar gradualmente y de manera responsable el sistema de retenciones sin resentir los ingresos del Estado», concluyó.

 

Share.