El Gobierno denunció que la empresa china de tecnología Huawei incumplió con  procedimientos de declaración y pago de impuestos por la importación de hardware a su filial argentinaLa maniobra generó un daño al fisco por 28 millones de dólares por tributos dejados de ingresar. El área de empresas vinculadas a la Aduana determinó una multa de 407 millones de pesos.

Huawei importó equipos para desarrollos tecnológicos en Argentina a su matriz de China. Esos equipos forman parte de contrataciones globales denominados “sistemas”, con especificaciones técnicas que hacen inescindible el hardware, el software y los derechos de licencias, por tratarse de requerimientos de compra de forma integral. Es decir que no se pueden comprar los equipos de hardware sin comprar el software y sin cancelar los derechos de licencia a la matriz del exterior.

En esa línea, el Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT), del que el país es parte por la sanción de las leyes 23.311 y 24.425 que establece que cuando el importador está obligado a pagar además del precio convenido para las mercancías una suma de dinero adicional denominada “canon, derecho de licencia o simplemente regalía” en retribución del derecho a usar esa creación intelectual de la otra parte, esa suma de dinero integra el valor a los fines aduaneros.

Para la Aduana, la empresa de tecnología tenía pleno conocimiento de los derechos de licencia que estaba obligada a pagar por la importación de las mercaderías, desde la firma de los contratos respectivos. Además, sabía de la existencia y el quántum de dicha obligación, negando dicha circunstancia en los formularios «Declaración del Valor en Aduana», declarando sólo el valor de los equipos sin incluir en la base de los tributos aduaneros el valor del software y de las licencias.

En este sentido, la Aduana formuló denuncias administrativas por la declaración inexacta de la empresa que generó un perjuicio fiscal, en los términos del artículo 954 inciso a del Código Aduanero, y reclama una diferencia de tributos de 28 millones de dólares y aplico una multa de  407 millones de pesos.

Según explicaron desde la Aduana, ya existen antecedentes en la materia por parte de la Corte Suprema de Justicia. En la causa Ford Argentina contra la dirección general de Aduanas, en una decisión de mayo de 2013 reforzó la idea de que “aquellas transacciones con un vinculado con el vendedor sugieren, salvo prueba en contrario, que la venta de las mercancías está implícitamente condicionada al pago de las regalías, poniendo a cargo del comprador demostrar que podía adquirirlas de proveedores independientes”.

Share.