Andrea González es una desarrolladora de software egresada de la ULP Virtual que trabaja para el Programa Nacional Argentina Programa. En un ámbito técnico, ella se abre paso entre profesionales que se dedican a una de las carreras más novedosas y con más salida laboral del momento.

En sus comienzos como estudiante de Programación, allá por 2018, con Programadores 3.0, Andrea se animó a seguir los pasos de la creciente industria del software comenzando con la Tecnicatura en Desarrollo de Software en la ULP Virtual.

“Cuando arrancamos con programadores 3.0 era una plataforma online, donde entrabas y estudiabas solo. El haber aprendido sola me sirve mucho para ponerme en el lugar del que está aprendiendo y darme cuenta de dónde es, qué le hace falta, ese empujoncito”, explicó la actual docente del programa de capacitación Argentina Programa 4.0.

Dentro de las posibilidades que este estudio ofrece, González destacó el amplio respaldo que la Provincia le da a quienes quieren comenzar a estudiar y se deciden por esta carrera. “San Luis tiene esas oportunidades que no hay que desaprovecharlas. No solamente es difícil poder entrar (al ámbito del desarrollo de software) en otros lados, sino poder mantenerse. En la ULP, siempre se priorizó más al alumno entonces tienen consideraciones de que trabaja, por ejemplo, está todo más apuntado a que el alumno logre terminar la carrera”, agregó la desarrolladora.

La programación no solo le abrió las puertas al mundo laboral sino también a lograr un crecimiento personal que ve reflejado en sus hijos. “Lo mío fue un cambio bastante grande porque ahora tengo la posibilidad de darles la oportunidad a ellos para que también puedan estudiar. Mi hijo arrancó el año pasado con lo mismo, como se criaron con mis intentos no es algo raro para ellos”, explicó Andrea, quién además cuenta que su éxito profesional llegó después de varios intentos y años de esfuerzo para lograr su objetivo de dedicarse a lo que ama.

“El tema de la programación es algo que la gente dice yo no puedo, yo no doy o no se les ocurre intentar, y es un área en la que hace falta mucha mano de obra. La programación está buenísima. Les digo que se animen a probar, intentar, empezar. Hay muchas puertas, hay otras áreas donde no hay trabajo y acá hay trabajo y falta gente”, alentó.

Ser mujer en un ámbito donde preponderan los profesionales hombres fue un desafío que Andrea no dejó de tomar como algo positivo y espera ver crecer en los próximos años. “He tenido la suerte de que estar en lugares donde son mitad mujeres y mitad varones, pero sé que generalmente son poquitas las mujeres. Es todo un desafío ante un cliente que a lo mejor no tiene la misma visión si ven una desarrolladora o un desarrollador. En el ambiente laboral nosotros no tenemos problema, pero por ahí ante un cliente sí”, explicó.

En la actualidad, la igualdad de género dentro del ambiente de la programación sigue siendo un desafío, que el Gobierno de San Luis y la ULP buscan lograr incluyendo y fomentando la inclusión de cientos de mujeresHoy, el 38,81% de las trabajadoras del Parque Informático de La Punta son mujeres, superando la media nacional que ronda el 25%. Asimismo, el 43% de los puestos jerárquicos dentro de esta institución están ocupados por mujeres profesionales de la programación, según un informe de la Universidad de la Punta.

Share.