Kim Jong Un ordenó a las Fuerzas Armadas de Corea del Norte intensificar las maniobras de «guerra real», indicaron los medios estatales el viernes (10.03.2023), después de que el líder supervisara el disparo de una ráfaga de misiles junto a su hija.

Las fotografías mostraron a Kim y su hija con chaquetas negras combinadas, junto a oficiales del Ejército que contemplaban el lanzamiento de varias unidades de artillería.

El Ejército surcoreano indicó el 9 de marzo que había detectado el disparo de un misil balístico y estudiaba la posibilidad de múltiples disparos desde el mismo lugar.

Las imágenes divulgadas el viernes por la agencia de prensa estatal KCNA mostraron al menos seis misiles lanzados a la vez por una unidad Hwasong, concebida para «misiones de ataque».

Durante esta inspección, Kim dijo a los soldados que debían prepararse para «dos misiones estratégicas, que son primero disuadir la guerra y segundo tomar la iniciativa en la guerra», según KCNA. Estas unidades deberían «continuamente intensificar varias maniobras simuladas de guerra real», agregó.

Este ensayo tuvo lugar antes de que Corea del Sur y Estados Unidos desplieguen sus mayores ejercicios conjuntos en cinco años.

Las relaciones entre las dos Coreas se encuentran en uno de sus puntos más bajos en décadas, con el Norte intensificando sus ensayos de armas prohibidas y el Sur multiplicando sus maniobras militares con Estados Unidos.

Share.