«Este cuerpo técnico no continúa más y, aunque son amigos, acá no se mezcla eso con el trabajo, así que esperamos que llegara el vicepresidente Juan Román Riquelme para anunciarlo y por ahora el primer equipo lo tomarán los entrenadores de reserva». Con estas frías palabras, Mauricio Serna, uno de los miembros del Consejo de Fútbol de Boca, comunicó el despido de Hugo Benjamín Ibarra como director técnico del plantel profesional y la asunción como técnico interino de Mariano Herrón, quien junto con Claudio Morel Rodríguez dirigirá al equipo en el encuentro del próximo sábado ante Barracas Central.

Según algunas fuentes, el Consejo de Fútbol boquense irá en procura de Gerardo Martino, el ex entrenador de Newell’s y Barcelona de España y los seleccionados de Paraguay, Argentina y México. Pero otras sostienen que el candidato es Diego Martínez, el actual entrenador de Tigre. Y hasta se menciona a José Pekerman. Sea como fuere, no hay mucho tiempo para demoras: Boca debutará dentro de una semana en la Copa Libertadores y la idea es que el próximo técnico, el cuarto desde la llegada de Riquelme como dirigente de Boca, asuma lo más rápidamente posible para armar el equipo.

El bajo nivel demostrado en las primeras ocho fechas del torneo de la Liga Profesional, cierta tirantez en la relación con los referentes del plantel y el estrés acumulado que derivó en una internación por un día la semana pasada fueron las razones que esgrimió el Consejo para darle salida a Ibarra, luego de una cumbre entre Riquelme, Jorge Bermúdez, Mauricio Serna, Raúl Cascini, Marcelo Delgado y el propio Ibarra en el complejo de Boca en Ezeiza.

La continuidad del ex lateral derecho ya estaba en duda luego de la caída con Instituto por 3-2 en La Bombonera, por la octava fecha del torneo local. En un principio se había determinado que siguiera hasta el partido del sábado con Olimpo por la Copa Argentina en el que el equipo ganó por 2 a 1. Pero la pobre exposición futbolística que se hizo en Chaco, y la cercanía de la Copa convencieron a Riquelme de que el ciclo de Ibarra estaba cumplido.

Ibarra había asumido en junio de 2022 tras la salida de Sebastián Battaglia, quien se marchó después de quedar eliminado en la Copa Libertadores ante Corinthians. En los meses en los que estuvo al frente del plantel logró conquistar la Liga Profesional 2022 y la Supercopa Argentina, a principios de este año ante Patronato, pero ni aún así pudo sostenerse en el puesto. Ahora la idea del Consejo de Fútbol es ir por un técnico de trayectoria y que no esté vinculado a la institución. El objetivo es cerrarlo antes de este fin de semana para que dirija a Boca el jueves en Venezuela en su debut en la Copa.

Share.