Luego del visto bueno de la cuarta revisión del acuerdo de facilidades extendidas, Alejandro Werner, exfuncionario del organismo consideró que el FMI «tratará de evitar, a toda costa» una eventual situación de zozobra de la economía argentina.

El exdirector del Departamento Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI) Alejandro Werner consideró que el organismo aprobará el próximo desembolso por US$ 5.300 millones previstos para la Argentina tras el visto bueno de la cuarta revisión del acuerdo de facilidades extendidas.

«Políticamente sería muy poco inteligente que el Fondo no haga un desembolso si se percibe que esto puede ser el detonador de un escalón más avanzado en la profundización de la crisis argentina», señaló esta Werner en declaraciones radiales.

En este sentido, añadió que el FMI «tratará de evitar, a toda costa» una eventual situación de zozobra de la economía argentina.

«El Fondo ha evitado, yo te diría, con un 95%, ser acusado de ser el causante de la situación argentina. En otras ocasiones ha estado mucho más involucrado; eso hay que reconocerlo. ¿Para qué ponerse en la situación de ser el detonador de una situación mucho más crítica no aprobando un desembolso?», planteó Werner.

Para el exdirector del FMI, el organismo «va a tratar de forzar a que la Argentina haga un ajuste un poquito más grande, que arregle una cosa acá, que apriete una tuerca allá, pero al final va a autorizar el próximo desembolso».

Respecto a la continuidad de las negociaciones, indicó que, «tal vez, tras el desembolso de junio puedan hacer algo de que se patee todo para diciembre y ya se hable con el nuevo gobierno».

De esta manera, consideró que el FMI evitaría ponerse en «en el centro de la elección en la Argentina».

«Creo que los resultados en la Argentina ahí están, pero si la situación económica se profundiza claro que va a tener un impacto electoral, y lo último que quiere el Fondo es volverse un jugador aún más importante en la elección presidencial de este año», concluyó Werner.

Share.