Alberto Fernández sigue si definir si va por la reelección o, como todo el FdT le recomienda y le reclama, cede su lugar a otros candidatos. En esa línea aparece ahora la figura del jefe de Gabinete, Agustín Rossi que –durante una entrevista radial– afirmó que «si el Presidente dice que no va a ser, yo voy a evaluar esa posibilidad». No está claro si Rossi es un candidato del Presidente como tampoco lo es el embajador Daniel Scioli, que también se ofrece para la competencia de octubre. Lo cierto es que en las últimas horas creció el rumor de que Fernández se bajaría de la candidatura y apoyaría una posible postulación de Rossi. El jefe de los ministros dio a entender que tiene disponibilidad para postularse, en caso de que el ahora titular del PEN no lo sea, aunque desde su entorno prefirieron no dar más detalles ni hacer aclaraciones al respecto. Cerca del mandatario, en tanto, también eluden el tema. Dicen que Fernández no hará anuncios de ese tipo en la reunión del viernes en el PJ y que «al igual que lo hizo con Scioli, Alberto dice que todos los que quieran ser candidatos, pueden ser candidatos».

En la reunión de la «mesa política» del Frente de Todos que se hizo en la sede del PJ en febrero, desde todos los sectores del oficialismo, sobre todo desde el kirchnerismo, le pidieron al Presidente, a lo largo de las cinco horas y media que duró el encuentro, que defina si será o no candidato en estas elecciones. Así lo confirmó el ministro bonaerense Andrés Larroque, cuando días después contó que, durante la reunión en Matheu, el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, fue el primero en hablar de la necesidad de «acelerar las definiciones».

Luego de Capitanich, el pedido se fue tornando bastante explícito por parte de todo el kirchnerismo. «Se planteó un debate de cómo desarrollar el formato electoral, muchos compañeros plantearon la necesidad de saber cuál era la idea del Presidente respecto a su propia candidatura porque eso condiciona el escenario y de alguna manera relativiza la posibilidad de desarrollar unas PASO», contó Larroque en aquella ocasión y dijo que «en eso no hubo acuerdo. Se entendió que era un tema importante pero no pudimos abordar una definición concluyente». La insistencia volvió por parte de ese sector cuando el líder de la oposición, Mauricio Macri, dijo que no competiría en estas elecciones. Desde el kirchnerismo le recomendaron a Fernández «que imite la decisión del expresidente». No hubo respuesta.

Esta vez no son pocos los que esperan que en la nueva mesa que el Presidente convocó en la sede del PJ para este viernes a las 17, anuncie algún tipo de definición sobre su candidatura. Desde su entorno, sin embargo, dicen que eso no ocurrirá. Es decir, Fernández se expondría una vez más a un largo encuentro sin tener una decisión tomada. Mientras eso ocurre, el oficialismo avanza de hecho a un escenario de internas. El ministro del Interior, Eduardo de Pedro, graficó que, desde el sector que él forma parte, ante la falta de convocatoria al diálogo político por parte del Presidente, en agosto habrá más de una lista en las PASO e insistió con que eso será así por la decisión de Fernández.

Ante la indefinición del mandatario y de la falta de orden en el plano político que se vive en el FdT, ya son varios los dirigentes que están trabajando como precandidatos. No solo el ministro del Interior y el embajador Scioli –que tiene el visto bueno para hacer campaña tanto del Presidente como de la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner– sino que ahora se sumó Rossi. En una entrevista radial, dijo «el Presidente de la Nación no ha definido todavía cuál va a ser su rol electoral en el marco de la próxima campaña. No ha dicho si va a ser o no candidato. Mientras eso siga estando latente, yo no voy a tomar ninguna decisión porque no corresponde».

Si bien eso ya estaba dicho, esta vez el jefe de Gabinete agregó: «a mi me corresponde ser jefe de gabinete del Presidente, que tiene la prioridad en cuanto a definir si va a ser o no candidato, si va a buscar o no la reelección. Si la busca, lo voy a acompañar, pero si decide no ser candidato será otra situación que merecerá las evaluaciones correspondientes». «Si el Presidente dice que no va a ser, yo voy a evaluar esa posibilidad», remató para dejar la puerta abierta.

Desde su entorno descartan que haya habido un diálogo especial entre Rossi y el Presidente por ese tema en particular o que el jefe de los ministros tenga información especial sobre si el mandatario desistirá a su reelección en los próximos días. «En el caso de que Fernández decida no ir por su reelección, Agustín podría analizar esa posibilidad. No hay más información que esa», expresaron el entorno de Rossi para bajarle el tono a los rumores. Rossi ya se había presentado como precandidato presidencial tanto en 2015 como en 2019. «Tengo la intención de ser presidente, me siento capacitado y en eso estoy trabajando», dijo en aquella ocasión.

Share.