En medio del gran interrogante político que atraviesa al Frente de Todos de cara a las elecciones 2023, un sector del kirchnerismo volvió a darle impulso a la movilización del 25 de mayo, cuando se cumplirán 20 años de la asunción de Néstor Kirchner y 50 de la de Héctor Cámpora. La medida cautelar de la Corte Suprema que suspendió las elecciones en San Juan y Tucumán reavivó el plan, al tiempo que hay expectativas sobre la reaparición de Cristina Kirchner, alimentada por intendentes y dirigentes cercanos a la vicepresidenta.

El 25 de mayo aparece en el horizonte como una fecha clave para un sector del oficialismo que desde hace meses impulsa el “Operativo Clamor” para promover una candidatura presidencial de Cristina, que en sus últimas apariciones se excluyó. A finales de abril, en el Teatro Argentino de La Plata, la vice pidió al interior del Frente de Todos que se discuta un programa económico antes de definir quién será el candidato o candidata.

Los detalles de la movilización serán debatidos este miércoles en un encuentro del que participarán múltiples referentes del kirchnerismo, según dijo a Página|12 un dirigente cercano a la vicepresidenta, que además adelantó que esperan una gran marcha por la Avenida 9 de Julio. El enigma, sin embargo, es el rol que jugará Cristina ese día. “No creo que anuncie nada”, se atajaba un sindicalista de diálogo frecuente con la expresidenta.

¿La última parada del Operativo Clamor?

La marcha podría ser la última estación de un recorrido que comenzó meses atrás con movilizaciones llevadas a cabo por el kirchnerismo para impulsar la candidatura de la vice, siempre con el foco puesto en “romper la proscripción”, luego de la condena en primera instancia en la causa por la obra pública, en diciembre pasado. Las pintadas alusivas a la marcha comenzaron a verse hace varios días, con frases del estilo de “El 25 vuelve ella”, o un clásico: “El sol del 25 viene asomando”.

“Todos los sectores del kirchnerismo y un grupo de intendentes coinciden en construir un acto multitudinario”, explicó a Página un sindicalista que estuvo presente en los últimos actos que encabezó la vice. “La llama de la candidatura está encendida, es el clamor para que Cristina encabece la fórmula y ponga el cuerpo”, agregó. Sin embargo, le bajan el tono al posible anuncio de una candidatura el mismo 25“Los tiempos de definiciones son otros, no creo que ese día se anuncie nada, es posible que se estire hasta el cierre de listas”.

Más pistas dio esta semana el ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense, Andrés “Cuervo” Larroque, quien llamó al peronismo a marchar el 25 de mayo, aunque con el foco puesto en repudiar el accionar de la Corte Suprema y el Poder Judicial. “Hay un ataque permanente a la institucionalidad y la democracia”, señaló por AM750, aunque insistió, a tono con el “operativo Clamor” desplegado meses atrás: “Cristina protagoniza las esperanzas”.

Si bien evitó confirmar la movilización del 25 de mayo, Oscar Parrilli planteó que debe haber movilización para “hacer explícito que la Argentina, así, es un país inviable”. “Estamos ante una democracia mutilada”, sentenció el senador oficialista, también en diálogo con la AM750, donde a tono con las declaraciones de Cristina planteó que se debe conformar un programa de gobierno. “Hay que ampliar las bases políticas y sociales y ratificar la unidad, el próximo congreso del PJ lo hará”, adelantó.

“Hay que decirle a la sociedad cuál es la agenda de cara a 2027 y tener candidatos que renueven las esperanzas”, indicó. Para un sector del kirchnerismo, la única capaz de canalizar las esperanzas es la vicepresidenta. “Es la figura que pueda garantizar la unidad y asumir el programa que esboza y plantea”, se entusiasmó Larroque.

Las candidaturas y el fenómeno Milei

Las dudas en un sector del Frente de Todos es lo que podría suceder en el terreno judicial ante una eventual candidatura de Cristina Kirchner, teniendo en cuenta que la Corte Suprema de Justicia suspendió dos elecciones provinciales a menos de cinco días de que se lleven a cabo, y la posibilidad de que de forma exprés el Poder Judicial confirme la condena en el caso Vialidad, algo similar a lo que le ocurrió años atrás a Lula da Silva en Brasil, cuando el candidato finalmente fue Fernando Hadad y no le alcanzó para vencer a Jair Bolsonaro.

En paralelo, en el oficialismo no despega con fuerza un candidato que pueda representar la unidad de todos los sectores. Sergio Massa, que dio pistas de querer competir, afronta un escenario complejo como ministro de Economía: este viernes se dará a conocer la inflación de abril, que según los escenarios más optimistas no baja del 7 %. Hay sectores en el Gobierno, además, que impulsan al jefe de Gabinete, Agustín Rossi, quien se anotó para competir en una PASO.

Cerca de Cristina insisten en que si la vice no compite, el candidato más representativo del kirchnerismo es el ministro del Interior, “Wado” De Pedro, quien esta semana insistió en que el Frente de Todos haga una gran interna, al tiempo que pidió “no estigmatizar las ideas de Javier Milei”, a quien la propia vice subió al escenario durante el acto en La Plata.

“Hay que intentar llegar con lista única, no podemos dar la ventaja de ir con cuatro candidatos a una PASO y que Milei termine siendo el más votado, porque genera un efecto de ventaja”, analizaba un interlocutor de la vicepresidenta, que aclara que si Cristina es candidata, por su propio peso político se impondrá la unidad.

Share.