En lo que denominó una operación antiterrorista el Kremlin asguró que las formaciones nacionalistas ucranianas fueron bloqueadas y «aplastadas» por bombardeos aéreos y fuego de artillería. Es en respuesta a las incursiones en la región rusa de Belgorod.

Rusia afirmó este martes que sus fuerzas armadas «aplastaron» a un grupo de 70 combatientes que incursionó en la región de Belgorod, en territorio propio, desde Ucrania.

«En la operación antiterrorista, las formaciones nacionalistas (ucranianas) fueron bloqueadas y aplastadas por bombardeos aéreos y fuego de artillería», anunció el Ministerio de Defensa ruso en un comunicado recogido por AFP y Sputnik.

Rusia había ordenado evacuar a civiles de nueve aldeas fronterizas con Ucrania que son objeto de bombardeos, horas después de una incursión registrada elo lunes en la región de Belgorod por un grupo armado ucraniano.

EL ATAQUE SOBRE BELGOROD

Las autoridades rusas denunciaron una incursión de un grupo de sabotaje ucraniano en la provincia rusa de Belgorod, limítrofe con Ucrania, que dejó al menos 12 heridos.

Belgorod, como otros territorios de Rusia fronterizos con Ucrania, lleva meses bajo alerta de nivel medio, que implica restricciones al movimiento, inspecciones de vehículos y posibles órdenes de evacuación a zonas seguras.

El aeropuerto de la capital provincial permanece cerrado desde el inicio de la guerra, el 24 de febrero de 2022.

«La limpieza de los territorios continúa. Habitantes de Graivoron, Novostroevka, Gorkovski, Bezymeno, Mokraya Orlovka, Glotovo, Gora Podol, Zamostie y Spodariusheno fueron desplazados», había anunciado el gobernador de Belgord, Viacheslav Gladkov en la red Telegram.

Varios ataques con drones alcanzaronla asediada región, señaló el gobernador en otro mensaje que precisó que dos viviendas que sufrieron agresiones son de Graivoron, mientras otros dos ataques similares alcanzaron la aldea de Borisovka, impactando en un edificio administrativo y una vivienda.

El funcionario subrayó, citado por la agencia de noticias AFP, que durante la víspera se registraron «numerosos bombardeos» y decenas de tiros de artillería contra varias de estas localidades fronterizas.

Incursiones

Por su parte, el Kremlin expresó su «profunda preocupación» por la incursión de ese grupo y pidió que se redoblen esfuerzos para impedir ese tipo de incidentes.

«Lo que ocurrió suscita una profunda preocupación y demuestra, una vez más, que los combatientes ucranianos continúan con sus actividades contra nuestro país«, declaró el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov.

«Esto requiere más esfuerzos por nuestra parte, unos esfuerzos que continúan y la operación militar especial (en Ucrania) prosigue para que esto no vuelva a suceder», agregó Peskov.

La incursión, que se produjo ayer en el distrito de Graivoron, dejó al menos 121 heridos y llevó a Rusia a decretar un régimen «antiterrorista».

Los servicios de seguridad rusos intentan identificar a los atacantes y establecer su número.

Share.