El español Sergio Busquets, recientemente desvinculado del Barcelona, está cerca de tomar la decisión de jugar en la próxima temporada en Inter Miami de los Estados Unidos junto a su amigo y ex compañero Lionel Messi, en tanto el delantero uruguayo Luis Suárez, de Gremio de Brasil, descartó sumarse al club de La Florida.

Según el diario catalán Sport, Busquets, quien acaba de quedar libre del Barcelona, se sumaría al Inter Miami tras valorar junto con sus agentes y su familia todas las propuestas que tenía sobre la mesa.

Los representantes de Busquets, campeón mundial con España en Sudáfrica 2010, recibieron ofertas del Al-Hilal y el Al-Nassr de Arabia Saudita, además del Toronto Football Club de la MLS.

El ex capitán del Barcelona pidió tiempo a todos los equipos mencionados para meditar bien su nuevo destino y la franquicia de Florida, en estos momentos, es la que más opciones tiene de contar con el mediocampista que jugó 755 cotejos con la casaca azulgrana.

En tanto, otro ex compañero de Messi en Barcelona, el uruguayo Luis Suárez ya descartó la posibilidad de sumarse a su amigo en la MLS al confirmar que nada lo mueve de Porto Alegre, en donde juega en Gremio.

«Es falso, es imposible. Estoy muy feliz en Gremio y tengo contrato hasta 2024«, señaló el ‘Pistolero’ Suárez al diario El Observador de Montevideo.

El uruguayo señaló que antes de recalar en Gremio, en donde ya es ídolo, tuvo negociaciones con Los Ángeles Galaxy, de la MLS, pero sin acuerdo.

Los nombres se suceden en torno a los futuros compañeros del rosarino en Inter Miami y ya fueron citados dos campeones del mundo: Ángel Di María, quedó libre de Juventus de Italia, y Leandro Paredes, con contrato en el PSG pero sin intenciones de jugar en el club francés luego de haber estado cedido a préstamo en la «Juve».

Sin embargo, la llegada de figuras al Inter Miami no es sencilla debido al límite salarial, que es de 5.200.000 para cada equipo, aunque el reglamento contempla la figura de «jugador franquicia».

Todos las franquicias tienen la chance de contratar a tres futbolistas por fuera del tope salarial, un mecanismo que se creó para poder fichar a David Beckham en su momento y que ahora facilita la llegada de Lionel Messi al Inter Miami.

Share.