Además hay alertas de nivel amarillo por viento en sectores de la provincia de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, La Pampa, Mendoza, Neuquén, Río Negro y Chubut.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) lanzó alertas naranjas por viento Zonda en el sur de Mendoza y por lluvias en el sur de Neuquén, mientras que también rigen alertas amarillas por viento en ocho provincias, por lluvias en la Patagonia y por nevadas en la cordillera neuquina.

Durante la mañana se esperan lluvias fuertes en el sur de Neuquén, en las cordilleras de Huiliches y de Lácar, y en el sur de Aluminé, por lo que rige un alerta de nivel naranja para esa zona.

Se prevén valores entre 20 y 40 milímetros, pudiendo ser superados en forma puntual, y no se descarta la ocurrencia de nevadas en zonas más elevadas.

El SMN recomendó a la población buscar un lugar bajo techo; quedarse lejos de zonas costeras y ribereñas

El SMN recomendó a la población buscar un lugar bajo techo; quedarse lejos de zonas costeras y ribereñas; cortar el suministro eléctrico si hay riesgo de que el agua ingrese a las viviendas; y mantenerse lejos de postes de luz o cables de electricidad.

El otro alerta naranja emitido para este viernes comprende al sur de Mendoza, en la zona baja de Malargüe, por viento Zonda con velocidades entre 50 y 70 kilómetros por hora (km/h) y ráfagas que pueden alcanzar los 90 km/h.

Este fenómeno puede provocar reducción significativa de la visibilidad, un repentino aumento de temperaturas y condiciones de baja humedad relativa, por lo que el SMN recomendó asegurar los elementos que puedan volarse; mantenerse lejos de los árboles; no estacionar vehículos bajo los árboles; y mantener cerradas las casas de la manera más hermética posible.

Por otro lado, el organismo nacional dispuso alertas de nivel amarillo por viento en sectores de la provincia de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, La Pampa, Mendoza, Neuquén, Río Negro y Chubut.

En Mendoza se espera en el sur de la zona cordillerana vientos del sector oeste con velocidades entre 60 y 80 km/h y ráfagas que pueden alcanzar los 90 km/h

El sudoeste de la provincia de Buenos Aires, la costa bonaerense, el sur de La Pampa, la mayor parte de la provincia de Córdoba y el centro-este de Santa Fe se verán afectadas por vientos con velocidades entre 40 y 50 km/h, con ráfagas que pueden alcanzar los 80 km/h.

En tanto, en Mendoza se espera en el sur de la zona cordillerana vientos del sector oeste con velocidades entre 60 y 80 km/h y ráfagas que pueden alcanzar los 90 km/h.

Hacia la Patagonia, los vientos del sector oeste afectarán a todo el territorio de las provincias de Neuquén, Río Negro y Chubut con velocidades entre 50 y 70 km/h y ráfagas de hasta 100 km/h.

Para los habitantes de estas áreas bajo alerta por viento, el SMN pidió evitar actividades al aire libre y asegurar los elementos que puedan volarse.

También este viernes regía un alerta amarillo por lluvias de variada intensidad para el sector oeste de las provincias de Neuquén, Río Negro y Chubut, donde se prevén valores entre 20 y 40 milímetros, pudiendo ser superados en forma puntual.

Nevadas

Por último, el SMN emitió otro alerta amarillo por nevadas, algunas fuertes, para la cordillera de Neuquén que tendrá valores de nieve acumulada entre 20 y 40 centímetros.

Entre las recomendaciones, el organismo pidió evitar actividades al aire libre; retirar periódicamente la nieve acumulada en los techos; circular con vehículos adecuados y preparados para hielo y nieve; y ventilar vehículos y viviendas para evitar acumulación de monóxido de carbono.

El nivel naranja significa «fenómenos meteorológicos peligrosos para la sociedad, la vida, los bienes y el medio ambiente», mientras que el amarillo refiere a eventos con «capacidad de daño y riesgo de interrupción momentánea de actividades cotidianas», detalló el SMN.

Share.