El capitán del seleccionado argentino, Lionel Messi, se manifestó feliz tras la victoria de los campeones del mundo frente a Brasil (1-0) y sentenció que “este grupo sigue consiguiendo cosas históricas”.

«Este grupo sigue consiguiendo cosas históricas. Si bien la de hoy no fue la más importante, es muy lindo poder ganar acá en Brasil. También necesitábamos esta victoria después de la derrota ante Uruguay», expresó el actual ganador del Balón de Oro, que lleva ocho en su poder.

El equipo dirigido por Lionel Scaloni venció hoy en el estadio Maracaná de Río de Janeiro y le cortó al pentacampeón mundial un invicto de 64 encuentros sin perder, en cotejos de clasificación continental. Sin embargo, la nota discordante de la noche se dio antes del comienzo del partido, con la agresión de parte de la policía brasileña hacia los hinchas argentinos, sin ningún tipo de contemplaciones.

“Lo vivimos mal, vimos cómo le estaban pegando a la gente. Ya pasó también en la final de la Libertadores (Boca-Fluminense), otra vez reprimiendo a la gente con los palos. Están más pendientes de eso que de jugar el partido”, manifestó sobre los incidentes.

“Nos fuimos al vestuario porque era la manera de que se tranquilice todo un poco. Podría haber pasado una desgracia, la policía estaba reprimiendo con palos. Fuimos a ver cómo estaban los familiares y la gente cercana. Y ahí volvimos», agregó.

Sobre su molestia muscular, el 10 dijo: “Desde el principio sentí una molestia en el aductor”, agregó que no lo ayudó a enfriarse en el párate por los incidentes.

«Sabíamos que iba a ser un partido duro, parecido al de la final de la Copa América (2021). Ellos presionaban mucho, nos fueron a buscar arriba y nos costó tener posesiones largas. Se definió por detalles y por suerte Otamendi metió el cabezazo», analizó sobre el encuentro el jugador del Inter Miami.

“Es mi último partido del año. Me voy a preparar de la mejor manera para el 2024”, cerró Messi

Share.