Los precios de los agroalimentos se multiplicaron por 3,4 veces del campo a la góndola en octubre, de manera que el consumidor pagó 3,4 pesos por cada 1 peso que recibió el productor, según el Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) elaborado por el sector de Economías Regionales de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). En promedio, la participación del productor explicó 24,3 por ciento de los precios de venta final, correspondiendo a los productores de frutilla la mayor participación (56,2 por ciento) y a los de cebolla la menor (13,8). En cuanto al IPOD frutihortícola, los precios de las 19 frutas y hortalizas que integran la canasta IPOD se multiplicaron por 4,9 veces en el décimo mes del año. «La situación que se visualizó es que el consumidor no está convalidando los precios de venta final, por lo que el IPOD Frutihortícola se mantuvo estable ya que el ajuste se realizó en el primer eslabón de la cadena de valor, es decir, el producto primario», explicó. Respecto al IPOD Ganadero, «por los cinco productos y subproductos que componen la canasta IPOD el consumidor abonó 2,9 veces más de lo que recibió el productor», agregó CAME. Al analizar los productos con mayores brechas, la cebolla encabezó con 7,3 veces, seguido de limón (7), zanahoria (6,9), ajo (6,8) y manzana roja (6,5).

Share.