La asunción de Javier Milei el próximo domingo estará marcada por un triple cruce: las innovaciones que el denominado outsider busca traer a la política, los protocolos establecidos ya tradicionales y las curiosidades que con su equipo están preparando. El aspecto más llamativo está vinculado al discurso, ya que prevé hablar en las escalinatas del Congreso y podría no hacerlo en el recinto, ante la Asamblea Legislativa.

Una primera aclaración tiene que ver con las cuestiones que todavía faltan decidir. Como un espejo de su equipo de gabinete, que no está cerrado y se marca por las idas y vueltas, el protocolo de asunción sigue debatiéndose. Según trascendió, entre este jueves y el sábado terminarán de definir los términos de la seguridad del futuro presidente.

Por pate de Javier Milei, el acto de transición está a cargo de Jorge Faurie, el canciller de Mauricio Macri, un experto en ceremonial y «una persona puntillosa en extremo», según confiaron fuentes del gobierno electo de La Libertad Avanza. La cuestión de la seguridad es clave, en especial por la presencia de mandatarios y líderes de todo el mundo. Este jueves por la mañana se confirmó la presencia del presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski. 

Las confirmaciones

De todos modos, sí hay algunas cuestiones definidas. Entre ellas, que Milei jurará al mediodía del domingo ante la Asamblea Legislativa reunida en el Congreso, recibirá en ese mismo recinto los atributos. Todavía hay dudas y versiones cruzadas respecto a dónde y cuándo hablará. En el entorno del futuro Presidente deslizaron que podría no hablar ante los legisladores y dirigirse directamente a sus seguidores en las escalinatas del Parlamento.

Aquí el primer quiebre respecto al tradicional protocolo y una curiosidad al estilo Estados Unidos, es que su discurso Milei lo hará en las escalinatas del edificio, ante lo que espera sea una «multitud» de seguidores. Esto tendrá lugar en las primeras horas de la tarde del domingo.

Esa manifestación, Milei espera que se haga en las inmediaciones al Congreso y con miles de personas con banderas de Argentina. Así lo dejó en claro este martes, cuando convocó a sus seguidores a través de las redes sociales.

Las dudas

Las principales incógnitas tienen el foco puesto en el discurso. Esto se debe a que las palabras que dirá Milei tras su asunción, en lo que será su primer acto como presidente, están preservadas en las habitaciones del Hotel Libertador y no trascendió a la prensa.

Aquí se abre una gran pregunta: ¿cuál será el tono que elija Javier Milei para su primera intervención? ¿Tendrá un tono moderado y conciliador o repetirá su división entre “argentinos de bien” y el resto? ¿Repetirá el mantra ‘no hay plata’ o llevará tranquilidad a días de las fiestas?

Las curiosidades

Entre las curiosidades que marcarán la asunción de Javier Milei está el hecho de que se pretende acotar la transmisión televisiva en «cadena», limitándola a la jura y al discurso, mientras que el resto de la jornada será emitida por la TV Pública para que «la repitan quienes deseen».

Además, otra curiosidad tiene que ver con que, terminado el capítulo del Congreso, Milei se trasladará a la Casa de Gobierno en un auto descapotable a lo largo de la avenida de Mayo, algo que no se hace desde la asunción de Fernando de la Rúa.

Y si bien se hablaba de que el traslado se podría hacer en el famoso «Cadillac de Perón», esto se descartó porque está de muestra en el Museo del Bicentenario y no está operativo. Por esa razón, Milei viajará en un Valiant 3 gris.

Además, trascendió que el líder libertario «quiere caminar» en algún tramo, pero, por ahora, se impone el criterio de la Casa Militar y de los expertos en seguridad que desalientan esa posibilidad.

Los invitados confirmados

Milei llegaría entonces a la Casa Rosada, lugar en el que realizaría «un gesto, un pequeño acto formal» del que aún no se conocen detalles y luego recibirá el saludo de los mandatarios, representantes extranjeros e invitados especiales.

Hasta el momento están confirmadas las presencias del Rey de España, Felipe VI; y de los presidentes de ChileParaguayUruguayEcuador, Hungría y Ucrania. En las últimas horas, se puso en duda la llegada del presidente de Nayib Bukele, de El Salvador, un líder reconocido por su mano dura y punitivismo, así como también Zelenski, de Ucrania.

También está confirmado que asistirán -en carácter de invitados- el exmandatario brasileño Jair Bolsonaro -con una importante comitiva- y el líder del partido español VOX, Santiago Abascal. Y si bien es una referencia para Milei, Donald Trump no estará el domingo en el país para la asunción.

Brindis y cierre del día

Tras un cocktail que se realizará en la Casa Rosada, el mandatario se dirigirá caminando a la Catedral Metropolitana donde, a las 19, está prevista la realización de una «invocación religiosa de inicio de la gestión presidencial».

Luego, el Presidente se dirigirá al Teatro Colón, lugar en el que se presentará la ópera Madame Butterfly de Giacomo Puccini. La «gala presidencial» tiene como antecedentes más cercanos los traspasos presidenciales en 1999 y en 2015.

En esa última ocasión Mauricio Macri llegó acompañado por su esposa Juliana Awada para presenciar una función en la que se interpretó el Himno Nacional, el preludio al primer acto de la ópera “Parsifal” de Richard Wagner y una parte de «La danza del trigo” de Alberto Ginastera.

Share.