El ministro del Interior, Guillermo Francos, afirmó que las medidas impulsadas por el titular de Economía, Luis Caputo, «afectan a todos los argentinos», pero consideró que son las decisiones «que hay que tomar en un momento de emergencia» y confirmó que se anunciarán «más medidas» en los próximos días.

En declaraciones a la prensa a la salida del Hotel Sheraton, donde se realizaba la cena de Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA), Francos consideró que los anuncios que hizo Caputo ayer por la tarde son «las medidas que hay que tomar en un momento de emergencia».

«Las medidas que se tienen que tomar afectan a todos los argentinos, pero son las medidas que hay que tomar en un momento de emergencia como este y no son las únicas, va a haber medidas que se van a enviar en los próximos días», sostuvo el ministro del Interior.

Sobre el proyecto de «Ley Ómnibus» que enviará el poder Ejecutivo al Congreso y la posible modificación del impuesto a las Ganancias, marcó: «Es una propuesta que se está considerando para compensar a las provincias».

Consultado sobre la conflictividad social, dijo que hay «que evitar la confrontación callejera, porque protestas puede haber siempre, lo que hay que evitar es que los conflictos generen un estado de ánimo negativo en la sociedad, no para el gobierno, sino para todos los argentinos».

«Todos estamos viviendo momentos difíciles y estamos en conjunto para resolver el problema, que es lo que hizo el ministro Caputo y el presidente Milei», completó.

REUNIÓN CON MARTÍN LLARYORA

El ministro del Interior recibirá este jueves al gobernador de Córdoba, Martín Llaryora, en una reunión por cuestiones de coyuntura y para generar el vínculo político, indicaron fuentes de esa cartera.

El encuentro se realizará a las 15 en el despacho que Francos tiene en Casa Rosada.

Este lunes Llaryora tomó juramento a algunos de sus ministros y aprovechó la ocasión para expresar su apoyo «a la gestión del presidente Javier Milei», aunque sostuvo el reclamo sobre las «deudas pendientes» que el gobierno nacional tiene con la provincia.

En esa línea también exigió al mandatario nacional que le “saque la pata al campo”, como así también sumó el reclamo por la regularización de la deuda que la Anses (Administración Nacional de Seguridad Social) mantiene con la Caja de Jubilaciones de la provincia.

Además exigió la “distribución equitativa de los subsidios”, especificando al respecto que Córdoba quiere “el mismo monto, el mismo dinero que le dan a los porteños” para el transporte y otros servicios.

Por otra parte dijo que no está de acuerdo con paralizar la obra pública, al considerar que “es sinónimo de progreso de los pueblos y si no se hacen quedan condenados al atraso”.

Share.