En toda la periferia de la ciudad de Villa Merceces y a metros de las viviendas, los yuyos han ganado amplios terrenos. Los vecinos se quejan por la falta de limpieza y están preocupados por la proliferación de víboras, arañas y ratones. Varios niños han sido picados por alacranes.

Por: sanluisnoticias.com.ar

 

Baldíos, canales y terrenos deshabitados muestran una lamentable imagen. La misma que se observa, también, en predios del gobierno de San Luis, como el Policlínico Regional y el Hogar Escuela.

El martes de la semana pasada, una fuerte protesta llamó la atención de los transeúntes de la avenida Presidente Perón. Familias del barrio El Criollo realizaron una manifestación, con quema de gomas y piquetes, para exigir que la Municipalidad les limpie los terrenos que están a pocos metros de las viviendas y los canales que recorren el este y norte del sector.

“Estamos atrapados por los yuyos y las víboras. Tenemos niños que no puede salir a la vereda. A varios ya los han picado los alacranes y estamos atentos permanentemente porque hemos encontrado víboras en los patios”, contó una de las vecinas.

En el extremo nor-este del barrio El Criollo la imagen de los yuyos y malezas que rodean uno de los canales causa espanto. El agua podrida se mezcla con las ramas y los basurales clandestinos. “No te metás por ahí que debe haber un nido de víboras” dijo una joven mamá a San Luis Noticia señalando un lugar que está a pocos metros de las casas.

En ese lugar los vecinos pidieron en reiteradas oportunidades a la Municipalidad que les limpien los predios y especialmente los costados de uno de los canales de riego. “Hay cañaverales y yuyos altos como árboles. Acá vivimos encerrados, pero lo mismo se meten adentro de la casa todo tipo de bichos. No sabemos qué hacer porque los niños salen y hay que cuidar permanentemente que no se acerquen a la calle”.

“Por eso protestamos el otro día. Estamos cansados de pedirle a la Municipalidad y que nos respondan con mentiras. Nos dijeron que los terrenos donde están los canales los debe mantener el gobierno. También nos prometieron varias veces que iban a venir y nunca cumplieron. Después dos cortes que hicimos recién vinieron y limpiaron un poco”, añadió.

En el Plan Lote Eva Perón la situación es similar. Las familias deben convivir con los yuyos que tapan veredas y terrenos, además de los residuos que permanentemente se acumulan por la conducta desaprensiva de los mismos vecinos.

En el extremo sur del barrio ATE II las malezas prácticamente rodean las viviendas. Allí también, como en casi todos los sectores de la periferia, los vecinos solicitaron por nota y reclamos ante los medios de prensa que les limpien el lugar. “Acá estamos totalmente abandonados, parece que para la Municipalidad no existimos. Cruzando la calle es un sitio lleno de yuyos y basurales. A una niña la pico un alacrán cuando estaba en el baño de su casa”.

Deja un comentario