El gobierno anunció un 25% de aumento en los salarios; un sector docente lo cuestiona

San Luis (Pelr) 18-02-13 El viernes el gobernador de la provincia anunció un incremento de los salarios de los trabajadores del sector público del 25% que será abonado en dos periodos: el 15% en el mes de marzo y el 10% en el mes de julio. El Plan de Inclusión y las Pasantías lo cobrarán completo en el mes de marzo. Desde las redes sociales los maestros comenzaron una ‘movida’ para protestar por el incremento, que consideran insuficiente. Dicen que siguen por debajo de los valores que se cobran en otras provincias.

El viernes, Claudio Poggi explicó que a partir de lo dispuesto por su gobierno, “en el mes de marzo, un trabajador inicial sin antigüedad, cobre un salario básico de $3.683 y en el mes de julio de $4.003”.

Inclusión Social y pasantes cobrarán en el mes de marzo la totalidad del 25%, percibiendo un total de $1.070.

Poggi destacó que “hay una inversión salarial de casi 400 millones de pesos para todo el año, este incremento del 25% se vuelca al consumo de la provincia de San Luis y lo importante, es que se puede dar sin discontinuar las políticas digitales, de infraestructura o de vivienda que lleva adelante la provincia de San Luis”.

Con esta afirmación, tácitamente dejó en claro que será esta la única recomposición salarial que tiene prevista para el 2013.

Según el experto en números de ASDE, Héctor Copelli, San Luis seguiría última en la nómina de sueldos docentes aún luego de este aumento.

La recomposición salarial anunciada por el gobernador solo alcanzaría para cubrir el defasaje producido con la inflación medida en San Luis a lo largo del 2012, que según la Dirección Provincial de Estadísticas y Censos fue del 23%, eso sin contar lo que ocurra hasta marzo cuando se producirá el primer ajuste.

Cabe recordar, por ejemplo, que el transporte público interurbano desde las ciudades satélites de la capital puntana, de julio a la fecha recibió un incremento del 66% también autorizado por el gobierno.

En relación al subsidio que perciben los beneficiarios del Plan de Inclusión, en caso que tuviesen que viajar, podrían hacerlo a Buenos Aires, tomar un desayuno, quizá un almuerzo y volver y se les terminaría la plata.

Por lo pronto, un sector de los maestros se prepara para hacer sendas manifestaciones en las dos principales ciudades de la provincia este martes y miércoles.

Informe: Gustavo Senn
[email protected]

Deja un comentario