Benedicto XVI “está considerando” revisar las reglas para elegir a su sucesor

Así lo afirmó el portavoz de El Vaticano, Federico Lombardi. Las reglas eclesiásticas establecen que deben transcurrir entre 15 y 20 días antes de que el cónclave sea convocado, con el objetivo de dar tiempo a los cardenales de todo el mundo a llegar a Roma, proceso que podría adelantarse.

Según anunció hoy el portavoz de El Vaticano, Federico Lombardi, el Papa “está considerando la publicación de un motu proprio en los próximos seis días”, en referencia a un decreto papal donde se establecen las reglas eclesiásticas.

Eso “aclararía algunos temas específicos” respecto al cónclave de cardenales que elegirá al sucesor del dimitente Benedicto XVI. “Yo no sé si él considerará necesario u oportuno emitir una aclaración sobre la cuestión del inicio (del cónclave)”, añadió Lombardi.

LEÉR MÁS  El sueño chico de la Patria Grande

La renuncia de Benedicto XVI al papado se hará efectiva el 28 de febrero, convirtiéndose en el primero en abandonar su cargo en 600 años. Las reglas eclesiásticas establecen que deben transcurrir entre 15 y 20 días antes de que el cónclave sea convocado, con el objetivo de dar tiempo a los cardenales de todo el mundo a llegar a Roma.

Dado que usualmente los papados se acaban con la muerte de los pontífices, ese tiempo es empleado también en los cortejos fúnebres, algo que en este caso obviamente no ocurrirá, lo que avivó las especulaciones de que el proceso de elección podría adelantarse.

LEÉR MÁS  El Papa apartó a dos cardenales de su círculo íntimo acusados de pedofilia

El propio Lombardi admitió la semana pasada que el cónclave podría comenzar antes del 15 de marzo, aunque luego negó esa posibilidad. Ambrogio Piazzoni, un historiador de El Vaticano, dijo hoy a la prensa que, si los cardenales pueden arribar a Roma antes de los 15-20 días indicados, “no hay nada que esperar”.

También señaló que no hay precedentes históricos de cardenales que se hayan retirado de la elección papal, excepto por problemas de salud o porque se les hubiera impedido viajar a Roma, como han sido los casos de sacerdotes viviendo bajo regímenes comunistas.

Deja un comentario