Crece la violencia en Ucrania antes de los comicios presidenciales

Insurgentes pro rusos atacaron un puesto de control militar en el este del país y mataron a 13 soldados, en la acción más letal en semanas de enfrentamientos y a sólo tres días de las elecciones.

El primer ministro interino ucraniano, Arseni Yatseniuk, acusó a Rusia de provocar una escalda en el conflicto para sabotear los comicios, convocados tras el derrocamiento del anterior gobierno pro ruso, en febrero pasado, luego de una ola de protestas.

En su cuenta de Twitter, el premier pidió una reunión urgente del Consejo de Seguridad y dijo que Ucrania presentará pruebas del rol ruso en la crisis.

Los rebeldes atacaron un puesto de control cerca de la ciudad de Volnovaja, disparando con armas automáticas y lanzando cohetes, dijo el presidente interino de Ucrania, Alexander Turchinov.

El Ministerio de Defensa señaló que los disparos alcanzaron un vehículo militar con municiones y lo hicieron explotar, y agregó que un total de 13 soldados murieron en el ataque.

Por su parte, los rebeldes pro rusos denunciaron que los ataques de las fuerzas ucranianas en Volnovaja causaron 20 muertos y 42 heridos, informó la agencia de noticias EFE.

Otro militar ucraniano murió en un combate cerca de la localidad de Rubezhnoe, en la vecina región de Lugansk, informó el Ministerio de Defensa.

La violencia empaña las próximas elecciones presidenciales, que Kiev considera vitales para estabilizar el país y reconciliar a su Oeste de mayoría ucranioparlante y por occidental con su Este predominantemente rusófono y pro ruso.

Grupos armados separatistas han declarado la independencia de las regiones orientales de Donetsk y Lugansk y han prometido que impedirán las elecciones.

LEÉR MÁS  Van 20 muertes por dengue en Paraguay

Autoridades electorales han sufrido intimidación y a veces amenazas de muerte de los rebeldes en esas áreas, según denunció ayer la ONU, que además cifró en 127 los muertos por la violencia política en el este de Ucrania desde que comenzó la crisis.

Las autoridades de Kiev ya admitieron que la votación será imposible en algunas zonas del este del país.

Volnovaja, la ciudad donde ocurrió el ataque de hoy, esta ubicada a 30 kilómetros al sur de Donetsk capital.

En Lugansk, el líder de los separatistas, Valeri Bolotov, declaró hoy la ley marcial y convocó a todos los hombres de entre 18 y 45 años que viven en esa región a sumarse a las fuerzas de seguridad locales para hacer frente a la ofensiva militar de Kiev.

En tanto, Donetsk pidió hoy a Rusia que reconozca su independencia de Ucrania, proclamada después de que una aplastante mayoría apoyó la secesión en un referendo celebrado el 4 de mayo.

Mientras los combates arreciaban en Ucrania, el Ministerio de Defensa ruso dijo hoy que sus fuerzas comenzaron a retirarse de la frontera con Ucrania en línea con la orden dada esta semana por el presidente Vladimir Putin.

La OTAN ha estimado que Rusia desplegó hasta 40.000 soldados en la frontera con Ucrania en las últimas semanas.

El general estadounidense Philip Breedlove, comandante supremo de la OTAN en Europa, dijo hoy a periodistas en Bruselas que la alianza detectó los primeros movimientos de repliegue de las tropas rusas pero que aún era demasiado temprano como para sacar conclusiones de su alcance.

En Kiev, Yatseniuk describió el anuncio ruso como un «engaño».

LEÉR MÁS  Donald Trump critica a los premios Oscar, a "Parasite" y a Brad Pitt

«Incluso si las tropas rusas se estuvieran retirando, las autoridades rusas todavían están colaborando con terroristas armados que fueron entrenados en Rusia», señaló.

Mientras, en los accesos a Kiev el Ejército y la policía instalaron puestos de control para evitar provocaciones en vísperas de los comicios presidenciales y las votaciones a la alcaldía del domingo.

El favorito a ganar la elección presidencial es el millonario Petro Poroshenko, de 48 años y conocido como el «rey del chocolate» por sus empresas de golosinas.

Los sondeos indican que podría sacar más del 50% de los votos, y ayer pidió durante un acto a sus seguidores que le den el triunfo en primera vuelta, advirtiendo del riesgo de una escalada del conflicto que pudiera hacer imposible celebrar el balotaje, previsto para el 15 de junio.

Unos 35,5 millones de ucranianos están habilitados para votar el domingo, incluyendo a 5,1 millones de votantes de Donetsk y Lugansk. Ucrania tiene unos 46 millones de habitantes.

Las autoridades electorales de Ucrania esperan que la participación llegue a un 80%, pese a una campaña con escaso clima preelectoral, pocos actos y poca publicidad visible en las calles de Kiev.

Fuente: www.telam.com.ar