A dos años de la muerte de Willy Torres – “Ya no tengo ánimo de ir al Juzgado para ver cómo está la causa de mi hijo”

81

Entre el dolor y la impotencia, la mamá de Willy Torres confesó que ya no tiene ánimo “para ir al Juzgado a averiguar cómo está la causa de mi hijo ¿Para qué? Si la jueza se niega a atendernos y ni siquiera permite que veamos el expediente. Ir a la Justicia es peor porque nos remueve todo el sufrimiento. Es como si volvieran a matarlo”.

Así, Eva Quiroga, resumió el desaliento que tiene la familia del joven por la falta de respuestas de la jueza Verónica Lafuente, a cargo de la causa del siniestro vial. Denunció que la investigación está plagada de sospechas: “desde un primer momento se intentó tapar todo, confundir y modificar los hechos. Después se demoró la causa porque se la pasaban de un lado para otro. Cuando ocurrió el choque, quisieron cambiar el nombre del conductor. Incluso, la misma policía le dijo a la jueza que se había tratado de un accidente sin heridos graves y le devolvieron inmediatamente el auto al conductor. Resulta que mi hijo estaba moribundo en el Hospital y se actuaba como si nada hubiera pasado”.

El 23 de diciembre a las 7, en la esquina de Pescadores y Belgrano, un Peugeot 206 conducido por Alexis Pérez Rebollo (17) atropelló a una moto Motomel 150 cc en la cual iban Juan Manuel Willy Torres y Damián Pérez. Los dos resultaron con heridas graves y fueron trasladados al Policlínico Regional. Willy falleció cuatro días después por un traumatismo de cráneo.

“Hemos reunido imágenes y testimonios que comprueban que el auto que manejaba Pérez venía haciendo picadas, chocó la parte trasera de la moto y eso hizo que mi hijo y su amigo salieran despedidos. Sin embargo, según las pericias que pagó la familia del conductor y lo que decidió la jueza Lafuente los dos tuvieron la culpa del choque. Es evidente que acá hay una familia que tiene dinero y poder para influir en la justicia y así lo está haciendo. De otra manera no se explica que se haya determinado eso y que ahora la causa no avance más ni consideren todas las pruebas que hemos presentado”, añadió Eva Quiroga.

Recuerdo y homenaje

El sábado, por la mañana, la familia y los amigos de Willy pintaron la estrella amarilla y la cubrieron con flores. Sus tías, sobrinos, abuelos maternos y paternos recordaron con emoción al joven.

“No queremos que esta estrella se apague y que todos los que pasen por este lugar tomen conciencia que acá quedó una vida, una almita, la de Willy Torres”, expresó Eva.

Dijo que la causa “como muchas más que existen en Villa Mercedes no tienen justicia. Nosotros no encontramos respuestas luego de dos años de luchas y reclamos. Es lo que les pasa a las madres del dolor que atraviesan por la misma situación”.

Para Eva Quiroga el choque que terminó con la vida de su hijo era evitable: “hay testigos que aseguran que Pérez Rebollo venía haciendo picadas cuando atropelló a mi hijo. Pero lamentablemente nosotros somos gente humilde, no tenemos poder ni influencia. La otra familia sí. Acá se dio lo que siempre se denunció, que los pobres no tenemos justicia. Es duro pero es así”.

Fuente: San Luis Noticia