Denuncian por las pésimas condiciones de los trabajadores de la Municipalidad de La Punta

31

Son más de 500 personas las que trabajan sin las herramientas adecuadas y sin estar registrados formalmente. Siendo un reflejo de su escuela el gobierno provincial, la gestión de Darío Rosas Curí mantiene más de la mitad de su planta de empelados en pésimas condiciones.

Los trabajadores denuncian maltrato, intimidación y una serie de irregularidades que rozan lo escatológico. Según se supo, al menos una decena de personas ha sufrido accidentes en horario laboral y no ha podido contar con el tratamiento adecuado, ni el seguro correspondiente.

“Estamos todos en negro. No contamos con obra social y pertenecemos a empresas armadas por los amigos del intendente”, aseguró Cristian, uno de los encargados de organizar a las cuadrillas que prestan labores para el Municipio.

LEÉR MÁS  Trabajan en la puesta en valor de los diques provinciales

Las extensas jornadas laborales y la falta de insumos o materiales son otro de los puntos más criticados. “No tenemos guantes, solo nos dan una remera con el nombre del Intendente. Si te cortas, tenés que comprarte vos las cosas para curarte y no decir nada”, explicó otro trabajador.

Redacción San Luis Opina