Agroquímicos, el debate que quedó “en suspenso”

47

Concejales kirchneristas  adelantaron que defenderán la ordenanza de agroquímicos ante el pedido de derogación que impulsa el gobierno. Es uno de los principales debates que quedaron en “suspenso” en el Concejo de Villa Mercedes

La firme postura de los concejales del bloque Frente para la victoria logró “frenar” la embestida de asociaciones y el propio gobierno de San Luis, que buscaron derogar una ordenanza que regula el uso de agroquímicos en la zona urbana, aprobada hace dos años. Pero el debate quedó “en suspenso” y se retomará en el inicio del período legislativo 2015.

“La intención es convocar a todos los sectores y defender la ordenanza ante los intentos del gobierno que busca derogarla. Es una normativa que tiene como propósito proteger a la población de los efectos que provoca la aplicación de estos productos cerca de la zona urbana.”, sostuvo el concejal Hugo Yáñez

“Ahora estamos en receso, pero cuando retomemos las sesiones ordinarias volveremos a debatir el tema. Para eso, hemos invitado a asociaciones y especialistas en la materia. Creemos que va ser una discusión dura porque del otro lado están los intereses de los grupos de la agro industria amparados por el gobierno de San Luis que, obviamente, están en desacuerdo con esta ordenanza”, añadió el concejal kirchnerista.

En una de las últimas sesiones ordinarias del año pasado, en Concejo recibió un comunicado firmado por la Acción por la Biodiversidad, Asociación Campesinos del Valle del Conlara, Centro de Estudios Legales del Medio Ambiente (CELMA), Centro de Protección de la Naturaleza (Cepronat), Madres del Barrio Ituzaingó Anexo, Reduas – Red Universitaria Ambiente y Salud. Facultad de Ciencias Médicas, Universidad Nacional de Córdoba.

En ese informe, las asociaciones expresaron su fuerte respaldo a la ordenanza que aprobó el Concejo Deliberante de Villa Mercedes hace dos años, por la cual se establecieron límites en la aplicación de agroquímicos cerca de la zona urbana, y criticaron duramente la postura asumida por la Comisión Provincial de Sanidad Vegetal (Coprosave), creada a instancias del gobierno de San Luis.

La ordenanza en cuestión fue aprobada por unanimidad en el Concejo en junio de 2012. Se elaboró para regular el uso de agroquímicos cerca de la zona urbana. Uno de los requisitos de la normativa establece que los aplicadores de estos productos no podrán operar a menor de 1000 metros de los poblados.

Un mes después de la aprobación, el diario de la familia Rodríguez Saá cuestionó la nueva normativa y la gestión del intendente Mario Raúl Merlo nunca se animó a reglamentarla.  En septiembre del año pasado, la Coprosave pidió directamente su derogación porque –según argumentaron- no hay “fundamentos técnicos” que la justifiquen.

La Coprosave y el ministerio del Campo, consideraron que la extensión mínima debe ser de 100 metros para toda clase de toxicologías.

Fuente: San Luis Noticia