Sólo silencio

101

Recibí hace unos días Historia de las ideas científicas. De Tales de Mileto a la Máquina de Dios, extraordinario como todo lo que Leonardo Moledo tuvo la generosidad de dejarnos.

 

Ya lo dije en la contratapa de ese espléndido libro, pero no encuentro nada mejor que repetirme: toda la obra que nos ha dejado Leonardo prueba que la ciencia puede ser muy seria sin perder el sentido del humor, y perdurará por siempre en quien la lea. La noticia de su muerte me dejó planchado y sin palabras que agregar a las que mi silencio, dolido, dice. Vuelan abrazos y ojalá seamos capaces de ser dignos de su herencia.

Fuente: Página 12