Denuncian graves falencias en el sistema público de salud

34

Dos familias de Nogolí denunciaron a la colega de NotiNogo, Silvana Sola, graves falencias en el sistema público de salud de esa localidad distante 50 kilómetros al Norte de la capital provincial. Una de ellas señaló que no diagnosticaron bien a una mujer y que un médico se negó a atenderla, mientras que la otra también denunció diagnóstico equivocado a su hijo.

Miguel Ángel Base vive como puestero en un campo a 10 kilómetros de Nogolí y tuvo que recurrir al Centro de Salud de esa localidad por un malestar que tenía su esposa. Para trasladarse hasta el Centro de Salud, tuvieron que pedir a la policía para que los llevara porque “la ambulancia de Nogolí no sale si no es una emergencia”.

Una vez que llegaron, tuvieron que esperar a que el oficial de policía fuera a buscar al médico hasta la vivienda donde reside, pero el médico le habría respondido “que no iba a atender a nadie porque él no es médico de guardia. Él es médico de semana, le respondió al policía”.

Suponiendo que se trataba de algún tipo de cólico “la enfermera (sin previa revisación médica de ningún tipo) le puso tres inyecciones, Buscapina, Ranitidina y no sé cuál era la otra que le puso para los vómitos”. Luego de 24 horas, los síntomas seguían en la mujer y como estaban en el fin de semana “no podemos ir al hospital (de Nogolí) porque lo cierran”, explicó Base.

Otro caso

Informándonos que el médico de esa localidad es el Dr. Castro y el director del Centro de Salud es el licenciado en bioquímica Víctor Gatera, Silvana Sola también nos contó que otra vecina de Nogolí tuvo una similar experiencia que la mujer de Base, puesto que la semana pasada su hijo de 18 años, había recurrido al médico de Nogolí por malestares que sentía y éste le habría diagnosticado problemas de hígado por borrachera (¿?), pero el viernes pasado, lejos de “problemas de hígado por borrachera (¿?)”, debió ser intervenido quirúrgicamente en el Complejo Sanitario San Luis, por una avanzada apendicitis.

Vinchucas, víboras y demás bichos

Una de las principales preocupaciones y motivo de una larga lucha de Silvana Sola en Nogolí, tiene que ver con la proliferación preocupante de Vinchucas, vector de la enfermedad de Chagas-Mazza.

En la nota que le realizó a Base -y que gentilmente compartió con La Noticia-, habló del tema y además nos envió fotografías tomadas a dos vinchucas que encontraron en la precaria vivienda en la que vive Base, su esposa y tres hijos menores.

Sobre la gran cantidad de Vinchucas que hay donde vive, Base comentó que “informé a la gente del Centro de Salud, pero me dijeron que ellos no tenían nada que ver, que tenía que ir a la Municipalidad”. Lo concreto que ante ese peligro latente, nadie ha ido a fumigar a ese, ni a otro, domicilio de la zona.

Fuente: La Noticia en San Luis