Roberto Espinosa: “Por ley la Provincia también es responsable en el control de plagas”

El Director de Medio Ambiente de la Municipalidad de San Luis, Roberto Espinosa se refirió ayer a las plagas de tordos y roedores que afectan a la Ciudad y aseguró que “Existe una Ley provincial que fue ratificada en 2004, por la que la Provincia también es responsable en el control de las plagas”.

“En el año 1973 yo fui uno de los que trabajó en una ley de conservación de la fauna, la Ley 3585, actualmente la Ley 317 ratificada en el año 2004 a través de este proceso de revisión de leyes que hizo la Legislatura provincial. Y esta ley es muy clara cuando dice que es función de la provincia intervenir en el control de las plagas de aquellos animales silvestres que se constituyan en plagas”.

“Pero no he visto hasta el momento ninguna acción por parte de la Provincia respecto a las plagas que estamos teniendo en la ciudad y que son fruto de la deforestación, el avance de la agricultura, de grandes loteos de grandes arquitecturas urbanísticas que están ocurriendo alrededor de la vieja ciudad de San Luis”.

“Hoy tenemos en la ciudad lauchas, ratas y los ratones comunes de campo conocidos también como pericotes. Este avance que está generando la urbanidad es realmente preocupante, y está presente también el cambio climático, al que nadie le está dando mucha bolilla. Veamos lo que pasó en Córdoba, lo que pasó en San Luis y que seguirá pasando”, dijo Espinosa.

“A partir del año pasado, nosotros comenzamos a trabajar en el control de plagas, a pesar de que la Provincia recibe fondos de Nación para el control del mosquito  transmisor de la enfermedad Dengue aedes aegypti y ahora también de la enfermedad chikunguya. Nosotros también acompañamos a la Provincia en esa campaña de descacharrado y realizamos una amplia difusión en los barrios tendientes a mejorar o aliviar la presencia de cacharros y todo tipo de recipientes que pudieran ser motivo de origen a la proliferación del mosquito aedes aegypti”.

“Ahora estamos en presencia de la plaga de tordos que está afectando muchos comercios de la Avenida Illía. Yo he recorrido de noche y es espantoso estar en presencia de los olores que generan las heces de estas aves, pero no he escuchado ninguna inquietud por parte de la Provincia diciendo para qué, sobre qué van a actuar, a pesar de que es fauna nativa y que una ley provincial los obliga a actuar”.

No obstante ello, nosotros siempre hemos hecho caso omiso a esta desidia por parte de quien debe intervenir y hemos avanzado. Hoy tenemos ya un programa que lo empezamos a elaborar en noviembre del año pasado y que tiene que ver con el saneamiento ambiental de la Ciudad de San Luis que no solo tiene que ver con controles de fauna, sino también de especies vegetales que nos afectan como es el caso del clavel del aire que nos está secando nuestras especies arbóreas en las plazas y paseos”.

“En este marco comenzamos el día jueves en horas de la madrugada, y es más: les recuerdo también que en febrero-marzo del año pasado desinsectamos 2284 cuadras en horario de madrugada de 0 horas a 6 de la mañana, sin molestar al vecino. Es decir las cosas se pueden hacer, hay que hacerlo con tranquilidad, con planificación porque cuando avanzamos alocadamente generamos un daño colateral que no esperábamos”.

“Hoy hay colocados en la arboleda de Plaza Pringles más de veinte tramperos con las respectivas sustancias venenosas para matar y capturar ratones. Si el tiempo nos permite, esta noche vamos a estar trabajando en la Plaza Independencia”.

 “Y acá aparece otro elemento también que es importante remarcarlo, porque toda la proliferación que ha tenido el microcentro de la Ciudad de San Luis con casas que elaboran y venden comidas, si no tienen una higiene adecuada, una limpieza adecuada, vamos a seguir teniendo ratas”.

“Esto no es una cuestión de fumigación, de poner veneno, es una cuestión de limpieza, por lo tanto vamos a trabajar también, creo que lo harán el CUIM (Cuerpo Único de Inspectores Municipales), a través de la Secretaría de Control Comunal, y serán ellos quienes deberán controlar para que las casas de comercio, que están obligadas a hacerlo, tengan el certificado de desratización, desinfección y desinsectación que es lo que marca la normativa para estar habilitados para ejercer la actividad comercial”.

“Es decir que es un cúmulo de acciones que hay que llevar adelante, hay que coordinar con la Provincia, si es que da una señal de que lo quiere hacer, sino avanzaremos nosotros porque tenemos la capacidad suficiente y el conocimiento suficiente para hacerlo, pero lo que me preocupa es toda esta difusión alarmista que se genera en la ciudad. Por ejemplo se habla de la psitacosis y la psitacosis es un plaga proveniente de los psitácidos que son los loros y las cotorras, no de este tipo de aves como son los tordos”.

“No se trata, como les decía recién, alocadamente a fumigar, sino que hay que planificar, porque todo se puede controlar sin necesidad de matar. Pero eso sí, a los ratones habrá que ahuyentarlos, sacarlos del centro limpiando la ciudad. Es mucha la tarea y la Provincia tiene la obligación de conocer la ley 317 del año 2004 que ratificó la ley 3585 de Conservación de la Fauna y en ella tenemos el artículo 2, inciso b que dice: Funciones de la autoridad de aplicación, entre otras, el control de los animales silvestres dañinos (en dañinos están incluidos los perjudiciales o plagas)”.

Respecto a los espacios baldíos y edificaciones que favorecen la proliferación de plagas, Espinosa dijo que: “Hay 1171 terrenos en condiciones de abandono y condiciones ruinosas dentro del ejido municipal. Hay todo un relevamiento hecho, lo que pasa es que a veces es difícil localizar a los propietarios, es un trabajo que entonces se vuelve complejo. Primero hay que determinar qué tipo de terreno es, si está ocupado con alguna vivienda precaria o ruinosa, luego hay que determinar qué tipo de residuos hay allí acumulados, hay que dimensionar el volumen de residuos que pueda tener y si es pastura o residuos domiciliarios y hay que determinar quién es el propietario para recién intimar a que haga la limpieza. Si el dueño luego no limpia el terreno tenemos que dar intervención al juez de faltas, que es quien libra un oficio para que el municipio lo pueda hacer con costo para ese vecino”, concluyó el Director de Medio Ambiente.

Fuente: Prensa Municipalidad de San Luis

Deja un comentario