El radicalismo puntano avanza a tientas

Habían transcurrido apenas dos días de la convención radical que decidió caminar del brazo del PRO hacia el compromiso electoral de este año cuando Macri lo puso en caja a Sanz advirtiéndole que no habría tal coalición. Mauricio con gesto adusto le advirtió que si ganaba las PASO él pondría al vice, los candidatos y los futuros funcionarios.

 

Un  frío enorme corrió por la espalda de todo pueblo radical argentino. No esperaban semejante cachetazo.

Un fino y sincero analista político puntano lo ve así: “Eso le pasa a Sanz por no haber acordado la letra chica del acuerdo con el PRO antes  de ir a la Convención. Después del cónclave. Ernesto le fue a exigir a Mauricio que si ganaba  acomodara la mitad del futuro gabinete con radicales. Un disparate. Si Macri mide hoy en las encuestas 20 o 30 puntos y Sanz 3 porotos, lo más probable es que el líder del PRO imponga las reglas a su antojo. Más aún, si van a las PASO y en vez de consensuar listas comunes de ambos partidos, Macri arma una lista con candidatos propios solamente y gana la interna, le pasa el trapo a todos los radicales y los deja afuera de la cancha. ¿Te imaginás lo que sería eso? Una hecatombe. Una bomba atómica hacia adentro del radicalismo. Bueno, de eso se trata, de la desprolijidad de Sanz de ir a la Convención con un pacto blandengue, flojo de papeles con Macri. Ahora van a empezar a verse las consecuencias del error”.

“Para colmo de males –añadió el comentarista político– este jueves el senador macrista, Diego Santilli reiteró que no habrá gobierno compartido con el radicalismo si Macri llega a la presidencia. El PRO le sigue marcando la cancha al radicalismo: no habrá gobierno de coalición”. 

 El analista cerró así su reflexión: “Ni contar la secuela de incertidumbre y temor que esta situación está generando en las provincias. Esto debe solucionarse de inmediato allá en Buenos Aires, de lo contrario un reguero de dudas y broncas va a empezar a crecer hacia adentro del país yrigoyenista”.

1° Desafío:elección de autoridades

A los radicales de San Luis les aguarda un camino complejo, cargado de desafíos. El primero: El 7 de abril tienen que enfrentar una elección para renovar autoridades propias. Todo un reto. El ideal, aseguran sus caciques, es alcanzar una fórmula de consenso que sea consagrada evitando las internas tan típicas en los que abrevan en la casa de la calle 9 de Julio, es decir,  traumáticas.

En este caso se debe buscar a un nuevo presidente que surja del común acuerdo  de los dos cantones más fuertes de la institución política: CANTERA(Riccardo-Cacace) y PARA(Ceballos-Lucero). Ambos sectores, reconocidos oponentes internos, por aquello de que la política es el arte de lo posible, coincidieron en sus definiciones en la Convención de Gualeguaychú acompañando a Sanz en la alianza con el PRO.

Pero ahora será diferente, elegir un presidente que agrade el paladar de los habitantes de ambos campamentos no será tarea fácil. En principio hay nombres dando vueltas, en calidad de candidatos a presidir el partido.

Hay quienes sostienen que del lado de PARA, justamente Walter Ceballos o Jorge Lucero serían los más firmes postulantes. No es difícil imaginar la reacción de los correligionarios que están del otro lado del fogón. A Ceballos es altamente probable que no le den el placet de estilo. En cuanto a Lucero, sin que sea santo de su devoción, en la CANTERA al menos se tomarían un espacio para analizar su carpeta de aptitud. No será fácil ni un mero trámite. Todo lo contrario.

En la CANTERA también tendrían dos potenciales candidatos a presidir la UCR de San Luis: José Riccardo y …Claudia Rocha.

Si, la concejal!!!

En ambos postulantes se instalarían acontecimientos inéditos en la historia partidaria local. En cuanto a Riccardo por primera vez el candidato a gobernador y eventualmente si el pueblo lo llevara al triunfo final consagrándolo como gobernador, sería al mismo tiempo candidato o  mandatario provincial y jefe máximo del partido.

Con Claudia Rocha también se escribiría una página inédita en el libro de historia del radicalismo puntano. Por primera vez una mujer ocuparía el sillón más alto del poder partidario.

2° Desafío:La Convención Provincial

Pocos días después de la interna partidaria, el 9 de Abril tendrá lugar la Convención Radical de San Luis. Allí debe determinarse el derrotero electoral: ¿Se elaborará una estrategia a tono con lo dispuesto en la convención nacional, el acuerdo con el PRO solamente o, como se dijo en Buenos Aires, que cada partido provincial desenvuelva su tejido de alianza de acuerdo a la realidad de cada territorio?

En ese escenario, ¿el kirchnerismo local es el límite o no está descartado si de ganar la gobernación provincial se trata?

Los kirchneristas en tanto se mantienen atentos. Mientras dialogan a teléfono abierto las 24 horas a fin de mantener la tropa unida, curando heridas y aplacando enojos, aguardan las definiciones de la Convención radical provincial en cuanto al tejido de alianzas. Quieren saber, precisamente, cuál es el límite, si los radicales locales abrirán la cancha o harán un juego a padrón cerrado.

3° Desafío ¿Y Abdala?

En cuanto a desafíos se trata, a los caciques radicales los tiene preocupados y bastante “calientes” el silencio de Bartolomé Abdala. A pesar de proclamarse fiel acólito de Macri, aún no define cortar el cordón umbilical que lo une al oficialismo provincial de Compromiso Federal de cuya mano llegó a la Legislatura. Su llamado a silencio en cuanto a su pertenencia real y sus pasos de acercamiento al radicalismo que debiera dar después de la convención de Gualeguaychú, son un misterio cerrado y negro. Y todo esto le carcome la paciencia a los radicales.

4° Desafío: La relación con los aliados

Hay un desafío que no es menor. Determinar cuál será la relación futura con los aliados que permitieron conformar el Frente Progresista Cívico y Social UNEN.

Al parecer, con la gente del GEN y ARI, no sería una trepada tan empinada conciliar y mantener con solidez el hilo conductor que los empuje a seguir caminando juntos. No está todo dicho, pero las conversaciones no son complejas.

En cambio la relación con los sectores recostados ideológicamente más a la izquierda del dial ha empezado a crujir. El Socialismo y los Libres del Sur están que trinan con el acuerdo electoral de la UCR con la derecha más recalcitrante del país identificada por Mauricio MACRI y los sectores económicos y sociales que el PRO representa. El sólo hecho de mencionarles  la fastuosa cena macrista de 50 mil pesos el cubierto en la Sociedad Rural les produce náuseas.

5° Desafío: Congreso Nacional de Mujeres Radicales

Por estos días los más altos dirigentes del radicalismo sanluiseño viven con el Jesús en la boca. Apenas traspongan la convención partidaria provincial deberán ser anfitriones del Congreso Nacional de Mujeres Radicales.

Tendrá lugar en el Comedor Universitario los días 10 y 11 de Abril.

Con un dato adicional que no es menor. Posiblemente venga al evento Ernesto Sánz. Nada menos…

El senador nacional será un visitante importante por su elevada investidura institucional y política.

Las preguntas obligadas son dos, cuanto menos: ¿Cómo se pronunciarán las mujeres de todo el país acerca del acuerdo con el PRO? ¿Cómo lo tratarán en su estadía en San Luis a Sanz si las relaciones, que ya vienen sombrías, con el PRO se agravan?

6° Desafío: Las Elecciones

Los radicales puntanos sacan cuentas y todavía no tienen claro si la decisión de aliarse con el PRO les será beneficioso o los llevará al precipicio. Los dichos de Macri y de Santilli en cuanto a que si gana el PRO las PASO no habrá coalición sino que las reglas de juego las impondrán con dureza inclinando la balanza hacia el carro macrista casi con exclusividad, los desvela a todos.

Hasta el momento a los radicales de todo el país el acuerdo de Gualeguaychú no les ha traído tranquilidad. Más bien les quita el sueño. Y los desafíos inmediatos que deben encarar, al menos a los correligionarios puntanos, les auguran días y noches de caras demacradas y emociones estresantes.

Fuente: Abc Noticias San Luis

Deja un comentario