Ubuntu desencadenado: 25 millones de usuarios y subiendo

En Canonical están de enhorabuena, porque a pesar del mito de que las distribuciones GNU/Linux no tienen relevancia en los equipos de sobremesa, en un artículo publicado hace unos días para hablar de los certificados de su software para fabricantes, la empresa asegurado que Ubuntu está presente en más de 25 millones de equipos en todo el mundo.

De hecho, los de Mark Shuttleworth no sólo se congratulan por el creciente interés por su sistema operativo entre los usuarios particulares y el sector empresarial, sino porque también están empezando a experimentar una subida en la demanda tanto en ámbitos educativos como en las instituciones gubernamentales.
¿De dónde salen las cifras?

Precisamente por el hecho de que el software libre puede ser descargado, duplicado y distribuido libremente, y que incluso a partir de una distro como Ubuntu puedan salir otras distribuciones derivadas, es muy difícil contabilizar con precisión el número exactos de usuarios que pueda tener Ubuntu, y desde luego Canonica no ha hecho nada para desvelar cómo ha hecho sus cuentas.

Por lo tanto nos toca entrar en el ámbito de la pura especulación y jugar a suponer que una de las maneras más sencilla para conseguir un número aproximado de usuarios pudiera ser contabilizando la cantidad de equipos que realizan actualizaciones o los que utilizan el centro de software de la distribución.

Y a raíz de la metodología seguida para tomar las medidas llegamos a una segunda pregunta aun más importante: ¿Han contabilizado sólo los equipos con Ubuntu puro o también los de las distribuciones derivadas como Xubuntu, Kubuntu o elementary OS o Linux Mint? Porque si es así, otras distribuciones como Debian, en la cual se basa Ubuntu, debería ser capaz de mostrar unos números que hicieran palidecer a los de Canonical.

Ubuntu desencadenado

Atrás queda el lejano 2008 en el que Ubuntu sacaba pecho por haber alcanzado 8 millones de usuarios. Ahora esas cifras se han triplicado, y las ambiciones de Canonical también han ido creciendo de manera exponencial. El escritorio ya se les ha quedado pequeño, y su siguiente paso está siendo dar el salto a los teléfonos móviles.

Fue en enero del 2013 cuando Canonical anunció sus ambiciosas intenciones de convertir a Ubuntu en un sistema operativo único y convergente con versiones que podrían ser utilizadas tanto en PCs como en teléfonos móviles y tabletas. El proyecto ha sufrido varios retrasos, pero su primer móvil con Ubuntu de serie empezó a comercializarse de manera oficial a principios de este año.

Por el camino han tenido que ver cómo Microsoft les ha tomado la delantera con la convergencia de Windows 10 dejándoles sin el “efecto novedad”, pero eso no parece importarle a Canonical, porque saben que si consiguen darle un buen mordisco al sector móvil el número de usuarios de su distribución podría crecer de manera espectacular.

¿Y qué hay de la competencia?

Estoy seguro de que si os pregunto si conocéis distribuciones mejores que Ubuntu todos me vais a decir que sí. Es evidente, por lo tanto, que GNU/Linux goza de buena salud con una gran cantidad de distribuciones que no tienen nada que envidiarle a Ubuntu ni a ninguna otra.

¿Pero las alternativas que no tienen detrás una gran empresa, qué pueden hacer para promocionarse y conseguir quitarle a Canonical una parte de su pastel? Si vemos lo bien que lo está haciendo elementary OS en este aspecto la respuesta parece evidente, y es que la clave parece estar en hacer un trabajo lo suficientemente bueno como para que todo el mundo hable bien de ti, y así conseguir que cada vez sean más los que se interesen por lo que estás haciendo.

También hay otro aspecto en el que Ubuntu lleva ya un par de años empezando a cojear, del que otras distribuciones podrían empezar a aprovecharse y que se está haciendo cada vez más evidente con el empuje de las nuevas distribuciones: el diseño.

Ubuntu es feo, y cuantos más usuarios estén queriendo dar el salto desde Windows u OS X más importancia tendrá el presentar un buen acabado. Hay muchas distribuciones que ya están trabajando en esta dirección, y cuanto más tarde Ubuntu en ponerse en ello más margen tendrán las demás, aunque con 25 millones de usuarios es posible que esto les importe más bien poco.

¿Vosotros qué opináis de los números de Canonical? ¿Lo consideráis como una buena noticia para la comunidad? ¿Creéis que hay alguna otra distribución que pueda hacerle sombra a Ubuntu a corto plazo en cuanto a popularidad? Como siempre, el debate empieza en los comentarios.

Deja un comentario