Se agudizan los reclamos de los trabajadores de la construcción por «La Pedrera»

Cientos de obreros llevan meses esperando ser incorporados a la obra La Pedrera. “Nos usaron para apoyarla y nos ilusionaron con trabajo”.

“Si no nos dan trabajo, haremos una protesta en la obra. Nos plantaremos ahí, nos encadenaremos, no sabemos…pero algo vamos a hacer porque esto no da para más”, comentó uno delos obreros.

El mismo testimonio se repite en cientos de trabajadores que creyeron la promesa que les hizo el gobierno en febrero pasado, cuando anunció la mega ogra obra y la creación de 2 mil puestos de trabajo.

Pese al avance de la obra, son poco más de 300 los obreros incorporados en La Pedrera. Mientras tanto, es incesante el peregrinar diario de los trabajadores en el predio y en la sede de la UOCRA. “Venimos todos los días y nos dicen que esperemos. Pero hace meses que estamos así. Ya no tenemos cómo aguantar. Muchos debemos mantener a nuestras familias, pero no tenemos con qué”.

LEÉR MÁS  El miércoles seguirá agradable, pero el jueves desmejora

“Si no nos dan trabajo como nos prometieron, vamos a protestar. Sentimos la necesidad de hacerlo, pero también mucha bronca porque nos usaron para apoyar la obra con la ilusión de conseguir trabajo”, añadió.

Desde que el gobierno de San Luis anunció la realización de la obra La Pedrera -que incluye un estadio de fútbol, un anfiteatro, escuelas, parques, dos lagunas y paseos, entre otros sectores- su promoción se basó, principalmente, en la generación de al menos 2 mil puestos de trabajo, lo que, consecuentemente, generó grandes expectativas entre los obreros de la construcción.

La generación de trabajo fue, también, el principal slogan que usó el oficialismo para hacer propaganda por el “Sí” a la obra en el polémico “foro consultivo” de abril pasado.

LEÉR MÁS  Atención del equipo multidisciplinario en el departamento Dupuy

Pero la ejecución del promocionado proyecto demoró más de lo estimado. Cuando iniciaron los primeros movimientos en el predio, centenares de trabajadores desocupados comenzaron a peregrinar por la sede de la UOCRA y, después, en los mismos accesos de la obra, sin obtener respuestas.

Fuente SLN