“Argentina va a sufrir una crisis sin precedentes en transporte”

Lo afirmó el ministro de Gobierno, Eduardo Mones Ruiz, debido al gran perjuicio de las empresas por la quita de subsidios por parte del Estado nacional.

El sistema de transporte en todo el país hace tiempo padece las consecuencias de las políticas implementadas por el gobierno nacional, pero ahora con la aprobación del Presupuesto que habilitó la quita de subsidios a las empresas, “Argentina va a sufrir una crisis sin precedentes en transporte”, según aseguró el ministro de Gobierno, Justicia y Culto, Eduardo Mones Ruiz. El momento más crítico se viviría a partir del 1º de enero de 2019, y para el interurbano ya evalúan medidas a tomar. Adelantaron que habrá un aumento del boleto en diciembre, y que harán una reestructuración de frecuencias, quitando las menos demandantes por los usuarios.

Este lunes desde las 10, Mones Ruiz recibió en su despacho a representantes de diez empresas de transporte interurbano. El primer tema a tratar fue el ajuste del cuadro tarifario, algo que los transportistas vienen reclamando hace meses. Tras casi cuatro horas, no hubo acuerdo, y las empresas elevarán una propuesta concreta entre hoy y mañana.

“Este encuentro tiene que ver con el hecho de que la Argentina tiene una situación de crisis casi terminal en lo que es transporte. El presidente Mauricio Macri ha decidido eliminar casi la totalidad de los subsidios en el país, que venían rigiendo desde la crisis del 2001. De un sistema que tenía un subsidio de cien mil millones de pesos al año, pasa a tener uno que no va a superar los 6.500 millones, de los que cinco mil millones, son para subsanar la tarifa en las capitales provinciales, y 1.500 millones de pesos quedarían a discreción del Ministerio de Transporte de la Nación para ver cómo compensa el resto”, explicó Mones Ruiz, y agregó en forma contundente: “Las provincias estamos viendo cómo hacemos para que siga subsistiendo el sistema, porque a partir del 1º de enero, Argentina va a sufrir una crisis en transporte sin precedentes”.

LEÉR MÁS  Descuido, basura y escombros en la Av. Eva Perón

El ministro señaló que cuando los subsidios ya no corran más, si se quiere compensar la quita, deberían triplicar o cuadruplicar el valor del boleto actual, algo que consideró “irracional”. Entonces están viendo qué medidas tomar.

“Lo que hablamos con las empresas es que va a haber un aumento tarifario, que vamos a tratar de consensuarlo. Una parte va a ser a la brevedad, en diciembre.  La otra parte puede ser en enero, pero lo iremos definiendo dependiendo de cómo están las cosas”, manifestó.

(Las empresas se reunieron con el ministro por casi cuatro horas, pero aún no acordaron qué hacer con las tarifas)

Luego afirmó que habrá una reestructuración del servicio del interurbano, en cuanto a las frecuencias, “porque las que no son rentables, seguramente no van a seguir existiendo. Por ejemplo, el corredor de San Luis-La Punta tiene horarios pico, que requieren una cantidad determinada de números de colectivos. Pero también hay ciertas frecuencias que la unidad pudiendo llevar a 40 personas, sube a 10 nomás. Seguramente esas frecuencias no van a estar más”.

Esta situación crítica fue ratificada por los transportistas. Raúl Sosa, titular de Sol Bus, explicó: “Ya es inminente la quita de los subsidios al transporte, lo que produciría un caos en todas las provincias. En San Luis estamos tratando de ver el menor impacto posible que pueda generar esto”, y adelantó sobre el aumento: “El porcentaje sería de alrededor de un treinta por ciento. Por ejemplo el corredor de San Luis-La Punta podría llegar a los veinte pesos. Después de enero, la situación se va a complicar más, porque sin los subsidios, las tarifas deberían triplicarse. Estamos hablando que ir a La Punta costaría 45 pesos, lo que es un caos para todo el sistema. Los usuarios no tendrían cómo afrontarlo. Así que vamos a evaluar qué medidas tomamos”.

El empresario señaló también que el Estado iba a evaluar qué esfuerzo puede hacer para colaborar. Consultado por esta posibilidad, Mones Ruiz no lo descartó, pero advirtió que para eso es necesario que se apruebe el Presupuesto Provincial para el ejercicio del 2019.

LEÉR MÁS  UEFA Champions League: Cuartos de final

“Falta una sola sesión y la Provincia aún no tiene aprobado ni el Presupuesto ni tampoco la Ley Impositiva. Entonces esto no debería ser un problema del gobierno provincial, porque también debe ser un problema legislativo, de generar los recursos para el Estado, que es para el conjunto de la población. Creo que algunos legisladores quieren, por más que ellos lo nieguen, afectar la gobernabilidad. No es un tema menor, es muy delicado, y en eso está incluido también un sector del bloque justicialista. Dentro de una semana, nuestros diputados provinciales se van a ir de vacaciones hasta el 1º de abril, dejando todos los problemas a cargo del gobierno provincial”, dijo con indignación.

También fue muy crítico con los legisladores nacionales de San Luis, que de algún u otro modo, favorecieron la aprobación del Presupuesto nacional, que quita la subsidios al transporte.

Afirmó que “los que representan los intereses de las provincias y sus habitantes son los legisladores nacionales en el Congreso. No escuché a ningún legislador nacional por San Luis hablar el tema del transporte. No escuché que lo plantearan cuando debatieron el Presupuesto. Si bien votaron en contra, también es cierto que dieron quórum. Además otros legisladores como Claudio Poggi en el Senado, y José Riccardo en Diputados, votaron a favor del Presupuesto nacional, sin importarles lo que va a pasar con el transporte, y sin importarles un montón de otras cosas más”.

Por último, el ministro de Gobierno, Justicia y Culto, concluyó: “San Luis va a seguir luchando, se va a seguir defendiendo, y va a mantener su soberanía, porque cuando uno tiene soberanía política e independencia económica, puede tomar decisiones. Cuando no las tiene, pasa lo que le pasa al gobierno de Macri, que hoy las decisiones las toma el Fondo Monetario Internacional”.

Comentarios