Chinos habrían creado bebés resistentes al VIH

Un grupo de científicos aseguró haber modificado genéticamente a dos gemelas.

Un equipo científico de la Universidad de Shenzhen, China, aseguró haber creado los primeros bebés manipulados genéticamente para hacerlos “resistentes a enfermedades” como el VIH, según publicó la revista especializada “MIT Technology Review”. El hecho fue destacado por expertos, aunque también despertó críticas en ese país y en el mundo.

He Jiankui, el científico que lideró la investigación para la cual se empleó la técnica de edición de genes conocida como Crispr, reveló el proceso de fertilización que siguió hasta lograr el nacimiento de las gemelas Lulu y Nana, “genéticamente modificadas para que no puedan contraer el virus del SIDA (VIH)”.

“Los resultados indicaron que la operación funcionó correctamente, como estaba previsto”, aseguró el asiático en un video publicado en YouTube.

Los detalles del estudio fueron originalmente publicados ayer por la revista “MIT Technology Review” aunque los medios locales, como el diario “China Daily”, aseguraron ayer que aún le falta “constancia”.

He adelantó que el próximo mes “se darán a conocer más detalles de la investigación”. Y sostuvo que la modificación no busca eliminar enfermedades genéticas, sino “dar a los bebés la habilidad natural para resistir a una posible futura infección al VIH”.

Críticas
La Universidad del científico se mostró “profundamente conmocionada” en un comunicado, y señaló que el científico realizó la investigación fuera de la institución y sin su conocimiento.

Según la Southern University of Science and Technology, la investigación de He violó la ética y normas académicas, y pidió una investigación oficial de su trabajo. Las autoridades de Shenzhen anunciaron la creación de un comité de ética médica para evaluarlo.

Más de 120 científicos condenaron el anuncio de su colega en una carta abierta, en la que afirman que experimentar en humanos es una “locura” e implica graves consecuencias potenciales. El texto fue firmado por científicos de varias instituciones, incluidas las universidades de Tsinghua, Beijing y Fudan, y la Academia China de las Ciencias.

“Estas transformaciones irreversibles del material genético humano, que son altamente inciertas en ciencia, se mezclarán inevitablemente en el grupo genético humano”, afirmaron.

Los investigadores sostienen que “es posible que los bebés nacidos estén sanos durante un período de tiempo, pero los riesgos y daños potenciales para el grupo humano son incalculables”.

También lamentaron que la experimentación es un “duro golpe para la reputación mundial de la ciencia china”, y pidieron que las autoridades de inspección actúen lo antes posible para poder llevar a cabo una investigación del caso.

Deja un comentario