Tres campeones en el pádel

Marcos Andrada, Valentino Acosta y Santino Giuliani, se consagraron campeones panamericanos con la Selección Argentina. Marcos, conquistó además el título en el Open.

Marcos Andrada, Valentino Acosta y Santino Giuliani, se dieron el gran lujo de festejar con la pilcha “celeste y blanca” en la ciudad brasilera de Caixas Do Sul. Es que los tres sanluiseños, integrantes de la Selección Argentina de Pádel de Menores, fueron artífices de la consagración que el equipo nacional logró en canchas de los clubes anfitriones Land y Recreio. En el caso puntual de Andrada, la celebración fue doble ya que el mercedino se adjudicó también el título en el Open, certamen que se desarrolló en paralelo.

“Fue una experiencia increíble, era la primera vez que jugaba con la selección y la verdad que me encantó… me motivo para seguir trabajando y poder ir el año que viene al Mundial de Portugal”, comentó a El Diario Andrada, que en suelo “carioca” formó dupla con quien hasta antes del viaje era un compañero desconocido: el bonaerense Alex Chozas. “Nos tuvimos que adaptar rápido, cuando llegamos entrenamos y nos sentimos cómodos. Conseguimos jugar a un buen nivel gracias a la confianza que agarramos con el correr de los partidos”, dijo.

Dentro de la prueba por equipos, Andrada (con Chozas) disputó los puntos de la series frente a Chile y Brasil, en la fase de grupos, y luego los de la final ante Paraguay. “Debutamos con Chile y después enfrentamos a Brasil, porque Santino (Giuliani) y Valentino (Acosta) habían jugado unos minutos antes por el Open y estaban cansados. También nos tocó salir a la final contra una pareja paraguaya, que pudimos vencer en tres set (6-4, 6-7 y 6-4) con el apoyo de la gente”, recordó.

LEÉR MÁS  Tres puntanos nominados a los Olimpia

Marcos también mostró un rendimiento parejo en el Open, alcanzando el título ante la dupla 3 de Argentina compuesta por Ivo Andermatenn y Joaquín Gaitán. “El Open se hizo por eliminación directa. Primero nos tocó Brasil, después Paraguay y México en semifinal. En la definición le ganamos a unos chicos argentinos 2-0 (7-6 y 6-3) tras un primer set parejo, muy cerrado”, manifestó.

En tanto Acosta, que junto a Giuliani cierran el año como la pareja N° 1 en Sub 16, no ocultó su felicidad por haber vestido la “albiceleste”. “Siempre es un honor jugar con la selección. Traté de dar lo mejor y disfrutar el momento al máximo, porque son recuerdos lindos que le quedan a uno grabado”, dijo el “Tanque”, que agregó: “En la prueba por equipos con Santino nos tocó jugar la semifinal contra México, con un pareja que les faltaba experiencia. Allá ellos no hacen selectivos como nosotros y cuando nos enfrentan les cuesta bastante. Después alentamos a Marcos y Chozas en los distintos partidos que les tocó estar”.

LEÉR MÁS  Se confirmó la salida de Guillermo Barros Schelotto de Boca

En cuanto al Open, Acosta, que se consagró campeón en 2013 y 2016, expresó: “Llegamos hasta la semifinal y perdimos contra Paraguay, en un partido que tuvimos mala suerte (fue en tres set). Creo que nos faltó conocer un poco más las canchas, porque llegamos al torneo sobre el inicio”.

Por su parte, Giuliani, compañero de Acosta, destacó el nivel de la “albiceleste” en el Panamericano. “Argentina demostró ser superior a los demás y no hubo muchos problemas. En lo personal me siento feliz, porque a pesar de que perdimos en la semifinal del Open logramos el objetivo que habíamos llevado: ganar con la selección”, tiró.

“Después lo que vivimos fue increíble, había integrado la selección en 2016 pero no viajamos fuera del país (el Panamericano se hizo en Buenos Aires), por lo que ésta fue una experiencia maravillosa. El ambiente en los partidos fue muy bueno, con compañeros y familiares alentando constantemente”, agregó.

Tras lo vivido en Brasil, los tres puntanos dicen estar felices, emocionados con la experiencia y con nuevas metas para el año que viene: El Mundial de Portugal.

Un evento que para llegar, deberán volver a sortear difíciles selectivos a lo largo y ancho del país.

Para los campeones, la ilusión de seguir vistiendo la “celeste y blanca” se mantiene intacta.

Deja un comentario