Un ejemplo: Olvidó el teléfono en un taxi y el chofer se lo llevó a la casa

El taxista llamó por teléfono a los contactos de la agenda para pedir una dirección a dónde devolver el móvil. Cuando lo entregó no quiso aceptar dinero por el gesto.

Parece un gesto de otros tiempos, de gente grande, pero no. Se trata de un joven taxista que circula por la capital de San Luis. Se llama Emanuel Rodríguez y trabaja como chofer en la empresa Estilo.

El jueves pasado, cerca de las 10, una joven abordó su taxi, en la zona de la Sala Hugo del Carril, con destino a la zona sur de la ciudad. Minutos después de bajar del coche se dio cuenta que no tenía su celular.

LEÉR MÁS  Fuerte operativo de ¨Control y Prevención¨

Luego de llamar a todas las empresas de viajes urbanos, decidió volver a su casa para darle de baja al servicio. Pero al llegar al domicilio se encontró con el taxista que la estaba esperando con el teléfono extraviado.

“Realmente me sorprendió el gesto, nadie devuelve un celular nuevo en este tiempo, y menos se toma la molestia de rastrearte para llevártelo a la puerta de tu casa”, dijo Abigaíl López, quien precisó que es un Smart de alta gama, y que hacía tres meses que lo había comprado.

El chofer le contó que al dispositivo lo encontró una pasajera que abordó el móvil, después que ella bajó. La mujer lo vio cuando le colocaba el cinturón de seguridad a su hija.

LEÉR MÁS  Fuerte operativo de ¨Control y Prevención¨

Sin dudarlo el conductor se fijó en las llamadas frecuentes y logró comunicarse con la hermana y el esposo de la Abigaíl. Luego llamó a la central de la empresa para dar aviso que se desviaría un rato de su ruta para ir a devolverlo.

“Mi marido le quiso dar dinero, en forma de agradecimiento, pero no lo aceptó. Dijo que él fue educado para no quedarse con nada ajeno. Yo quería que su acción se conociera, porque ya no se ven gestos así en la calle”, cerró la dueña del celular.

Deja un comentario