Desbaratan banda narco que era liderada por dos policías de San Luis

Efectivos de Lucha Contra el Narcotráfico los apresaron tras cinco allanamientos. La investigación duró dos años.

Personal de la Dirección General de Lucha Contra el Narcotráfico de la Policía de San Luis desbarató una banda narco liderada por dos efectivos de la misma fuerza, que fueron detenidos junto a otros cuatro integrantes, entre ellos uno de nacionalidad boliviana, según informó el fiscal federal de instrucción, Cristian Rachid.

De fuentes extraoficiales trascendió que los efectivos son el oficial Alejandro Javier Moreno, conocido dentro de la fuerza como “Niño Cobre”, y el auxiliar Francisco Reta.

Los acusados de narcotráfico son todos mayores de edad, tienen entre 30 y 60 años, según indicó la directora general de Lucha Contra el Narcotráfico, comisario mayor Andrea Cura.

Rachid dijo que la banda era investigada desde hacía dos años. “La investigación estuvo dirigida por la fiscalía y contó con la colaboración de la Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico”, señaló.

“Este es un claro ejemplo de autodepuración policial porque fue la misma fuerza la que detectó el accionar de los efectivos involucrados y determinó cómo era el modus operandi y anticipó la recepción de la droga que fue secuestrada”, resaltó Rachid.

Andrea Cura contó que la banda fue sorprendida y desbaratada ayer, a través de cinco allanamientos realizados en la provincia. Tres tuvieron lugar en la calle Chile al 2500 y 2600, en el barrio Di Pasquo, en viviendas de los involucrados y familiares. Otro, en la concesionaria de autos “Elger”, ubicada en la avenida Fuerza Aérea y el último, en un taller mecánico ubicado en la calle Abelardo Figueroa y avenida Sucre. Los narcos principalmente se dedicaban a traficar y comercializar cocaína.

LEÉR MÁS  Niños y adultos armaron juguetes para 8 comedores

En los procedimientos, que comenzaron a las 6, los efectivos secuestraron 3 kilos y 200 gramos de cocaína compactada, valuada en seis millones de pesos, casi 100 gramos de marihuana, unos 300 mil pesos en efectivo, 30 teléfonos celulares, ocho vehículos, entre motos, camionetas y autos, algunos de alta gama y uno de media, dos de los cuales funcionaban como taxis. “La droga fue secuestrada a uno de los narcos durante una interceptación en la vía pública”, indicó Cura.

Además retuvieron documentación, anotaciones, dos armas (una calibre 38 y la otra, calibre 22), municiones, balanzas de precisión, CPU, notebooks, formularios de automotores, pendrives, circuitos de videovigilancia y máquinas contadoras de billetes, según detalló Cura.

En los operativos trabajaron efectivos de Lucha Contra el Narcotráfico, Unidad Regional I, grupo COAR, División de Verificación de Automotores y de la Policía de Medio Ambiente, dado que hallaron aves en cautiverio.

LEÉR MÁS  Niños y adultos armaron juguetes para 8 comedores

Las órdenes de allanamiento fueron emanadas por el Juzgado Federal y la causa fue instruida por la fiscalía federal. Los narcos quedaron detenidos e incomunicados, alojados en distintas dependencias policiales de la provincia.

El fiscal federal dijo que el auto de gama media secuestrado es el que tenían identificado como el que usaban para transportar la droga. En cuanto a los efectivos dijo que la hipótesis que sostenía la fiscalía, al solicitar los allanamientos, era que se trataba de integrantes activos y con un rol directivo dentro de la banda criminal.

“El hombre de nacionalidad boliviana podría ser quien proveyó o intervino en la provisión de la droga. Otro de los detenidos, domiciliado en Buenos Aires, sería quien colaboró en el transporte de la sustancia dentro de la provincia”, expresó.

Además, dijo que tanto el extranjero como el transportista de la cocaína no tienen domicilio en la provincia, mientras que el resto de los detenidos sí.

“Este es el mayor secuestro de cocaína logrado en un mismo procedimiento en San Luis”, destacó el fiscal federal.

ED

Deja un comentario