El colectivo del «Chaqueño Palavecino» quedó atascado en el centro

Después de su presentación en la primera noche de la Calle Angosta, el Chaqueño Palavecino dio que hablar. Esta vez no fue por acosar a ninguna mujer ni por decir polémicas declaraciones ante el público. El protagonista de la historia fue el micro del cantante en el que se trasladan los músicos que lo acompañan.

El gigante revestido de negro con el nombre y una gigantografía del cantante, se quedó atascado en pleno Centro Comercial. Por una mala maniobra del chofer, el colectivo quedó cruzado en la esquina de España y León Guillet, cuando intentaba llegar al hotel donde se hospedaban los artistas. En el medio se llevó puesto algunos bolardos de cemento, más conocidos como “minions”, y ligó algunas raspaduras.

Los bocinazos de los automovilistas que debieron esperar un rato hasta que la máquina pudiera salir no se hicieron esperar y después de varios minutos, el bus siguió su rumbo.