El PRO de San Luis encaminado directamente hacia un punto de quiebre

A pesar de ser un partido joven, el PRO San Luis nunca se caracterizó por su armonía. Las declaraciones para ver quién es el más macrista o las sospechas sobre un transfuguismo inminente entre sus dirigentes se repiten cada vez con mayor periodicidad y alimentan los encontronazos en una de las patas que conforman la alianza de Avanzar y Cambiemos en la provincia.

Las disonancias adquirieron intensidad y los desencuentros parecen haber llegado a un punto de no retorno. El diputado provincial Walter Oio, quien encabeza el nuevo espacio “Inclusión Pro” (un nombre que en definitiva es todo un mensaje) denunció irregularidades de cara a las internas que debían realizarse este viernes (finalmente suspendidas) y solicitó la intervención del partido, frenada in extremis por la conducción del PRO Nacional para que la sangre no llegara al río.

LEÉR MÁS  Adolfo Rodríguez Saá votó en Potrero de los Funes

Este sector no escatima críticas hacia la otra vereda del PRO puntano, que tiene entre sus figuras más representativas al diputado Bartolo Abdala y “Charly” Pereira, presidente del espacio en la provincia y titular de la delegación puntana de Anses. Oio y sus aliados han señalado en varios medios locales que se sienten “excluidos” de las decisiones y que “no son tenidos en cuenta”. No dudan en calificar hoy al PRO puntano como un “círculo cerrado” que se maneja “a base de amiguismos”.

Abdala, ex presidente del partido, dijo que el PRO San Luis decidió suspender las elecciones internas para “hacer un esfuerzo” que permita llegar al consenso y “guardar las energías” de cara a las elecciones generales del año que viene. El mensaje deja traslucir un optimismo infundado y hasta ingenuo si se considera la profundidad alcanzada por el conflicto, que amenaza con desestabilizar a Avanzar y Cambiemos.

Comentarios