Juana Koslay: abren un taller para realizar la Revisión Técnica Obligatoria

El valor para los autos es de $1.100, el de las camionetas $1.200 y las motos de $400 en adelante.

En Juana Koslay desde esta semana se puede realizar la Revisión Técnica Obligatoria (RTO), en un taller ubicado en la avenida Santos Ortiz y calle América, frente a la estación de servicio Axion de la “Ciudad Verde”. Funcionará de lunes a sábados y atenderá la demanda de los usuarios que viajan a otras provincias durante las fiestas de fin de año y de aquellos que quieran tener la habilitación para iniciar sus vacaciones.

La empresa llamada Revisión Técnica Vehicular San Luis resultó ser la adjudicataria, tras el llamado a licitación realizado por la Municipalidad. La unidad está habilitada para expedir certificados tanto para automóviles, utilitarios, camionetas, taxis, remises y motos. El propietario de la firma, Enrique Sella, señaló que el trámite cuenta con validez nacional, por lo que es una buena oportunidad para aquellos que deban transitar por los caminos de Argentina y deseen contar con la oblea correspondiente.

El valor para los autos es de $1.100, para las camionetas $1.200 y para las motos va de $400 en adelante, un monto que depende de la cilindrada. Indicaron que los rodados cero kilómetro realizan la revisión recién a los dos años, luego por dos años no deben concurrir al taller. Pero a partir del quinto debe efectuarse la inspección cada doce meses.

“Ganamos la licitación, y luego tuvimos noventa días para instalar el taller y lo hicimos en menos de dos meses. Es una planta fija como establece al artículo Nº 34 de la Ley Nacional de Tránsito Nº 24.449, estatuto al que los municipios deben adherirse para que la oblea que se entrega sea válida en todo el país”, precisó Sella.

Por el momento aseguraron que se atenderá de 8 a 24, en proyección de la gran demanda que siempre surge para las Fiestas y el comienzo de las vacaciones, en las que se registra un gran flujo turístico en la Argentina. “Hemos dispuesto este horario para satisfacer los requerimientos de los automovilistas que viajarán en los próximos días. En muchas provincias piden la oblea de la RTO, y si no la tienen es muy probable que les apliquen alguna multa”, aclaró.

LEÉR MÁS  En San Luis no hay presencia de ratones de las especies involucradas en la transmisión del hantavirus

Después de este período está previsto que el taller funcione de lunes a viernes de 8 a 20, y los sábados de 9 a 13.

Los elementos que se verifican en los vehículos son: frenos, freno de mano, luces, ejes de las ruedas delanteras y traseras, estado de las cubiertas, sistema de suspensión y los cinturones de seguridad, entre otros. En la empresa señalaron que inspeccionan rodados de hasta 3.500 kilogramos.

Indicaron que el proceso de verificación técnica tiene una duración de entre quince y veinte minutos. “Veinte es lo máximo que establece la ley. La verificación se hace parte por parte, y no se puede realizar en poco tiempo”, explicó Sella. “Cuando un automóvil no está en condiciones, nosotros le damos un plazo de treinta días para que regrese. Ahí controlamos si arreglaron el inconveniente del rodado. Si está todo en orden, le damos la oblea y el certificado correspondiente”, agregó.

La empresa trabaja con un ingeniero y dos empleados por turno. “Los trajimos de las otras plantas que tenemos en la provincia de Córdoba, porque necesitábamos gente con experiencia para comenzar a trabajar inmediatamente. Pero la idea es que en un futuro los colaboradores sean de San Luis o Juana Koslay. Siempre hemos asumido un compromiso de tomar personal de los lugares donde instalamos el taller”.

Los remises y taxis también podrán someterse a la verificación, pero en este caso el control se hace cada seis meses y abonan una tarifa preferencial de $600. “Lo tienen que hacer de manera semestral, porque prestan un servicio público y transportan pasajeros. Los vehículos deben estar en óptimas condiciones porque realizan muchos kilómetros”, aclaró.

LEÉR MÁS  Caso Auderut: el correntino sería autor de las lesiones más graves

La RTO no tiene solo la finalidad de disminuir los accidentes de tránsito en las rutas del país, sino también evitar la contaminación sonora. “Los vehículos que no estén en condiciones, que no tengan los caños de escape que corresponden, no aprobarán la inspección”, advirtió.

Según el directivo, en Argentina existe un alto porcentaje de siniestros viales que ubica al país entre los primeros puestos del mundo. “Es necesario que se reduzca considerablemente la pérdida de vidas humanas en las rutas, y eso se puede lograr verificando el estado de los automóviles en el momento que corresponde”, señaló.

La firma posee cinco plantas municipales en la provincia mediterránea y hace 22 años que está dentro del sistema de verificación de automóviles. Tiene talleres de revisión en las ciudades de Río Tercero, Villa María, Bell Ville, Hernando y Monte Buey. También una planta de RTO nacional que verifica transportes de carga y ómnibus de pasajeros en Villa María.

Antecedente polémico

A principios de año aún funcionaba en Juana Koslay una planta móvil que había instalado la Cámara Argentina de Talleres de Revisión Técnica (Cataret), que se encargaba de realizar la Inspección Técnica Vehicular (ITV).

Los inconvenientes surgieron cuando el Programa de Defensa del Consumidor de San Luis realizó un control y la empresa no pudo presentar ninguno de los documentos que le solicitaron para verificar si trabajaba en regla.

El organismo gubernamental emitió seguidamente una intimación para que se presentaran todos los certificados por escribano. Pero la firma finalmente no dio ninguna respuesta y por eso le retiraron la habilitación. La quita del permiso también fue replicada por la Municipalidad de la “Ciudad Verde”.

Deja un comentario