San Luis no registró ingresos hospitalarios por pirotecnia

El Policlínico cerró las fiestas sin heridos por ese motivo. Sin embargo, sí hubo once personas que llegaron por accidentes de tránsito.

Ya sea por las campañas de concientización o porque la economía familiar no está para darse el lujo de comprar fuegos artificiales, el uso de la pirotecnia desciende año a año, y por consecuencia, también los heridos. En el Hospital de San Luis afirmaron que en el registro de Año Nuevo no hubo ingresos por este motivo, ni tampoco por descorches. Aunque sí confirmaron que once personas llegaron al hospital a causa de accidentes de tránsito.

“Desde las 20 del 31 de diciembre hasta las 8 de la mañana del 1° de enero, hacemos el registro, porque ese es el lapso donde más ingresos se dan por el tema de las fiestas. Gracias a Dios no hemos tenido lesionados por accidentes con pirotecnia, fuegos artificiales o descorches, en la guardia pediátrica o en la guardia de adultos”, confirmó Leonel Anello, director del Hospital San Luis.

LEÉR MÁS  Implementan un sistema de inteligencia artificial que ayuda a pacientes diabéticos

Tras el clásico brindis que simboliza el comienzo de un nuevo año, se empiezan a escuchar los ruidos de la pirotecnia que estalla sobre el cielo, lanzando una estela de colores. Ese cuadro se ve cada vez con menos frecuencia en todas partes, y en el Policlínico lo agradecen, porque pudieron cerrar ambas fiestas del 2018 sin accidentados por los fuegos artificiales.

“Los registros en San Luis han ido descendiendo gradualmente hasta llegar a cero, como pasó en estas últimas fiestas. El año pasado tuvimos un par de ingresos, y el anteaño hubieron aún más. Más allá de las campañas de concientización, de los controles que hay, me parece que hay que profundizar más aún en el tema de los accidentes de tránsito”, indicó Anello.

LEÉR MÁS  Inició la capacitación de 400 docentes en programación

Es que si bien no llegaron heridos por la pirotecnia, sí hubo once registros de ingresos hospitalarios por accidentes en la vía pública, principalmente por gente que circulaba en motos o autos.

“Hemos tenido un movimiento bastante intenso en ese sentido, sobre todo en la guardia de adultos. Hubo once ingresos, de los que siete ya fueron dados de alta, dos revisten gravedad y los restantes quedaron en observación. Algunos fueron por imprudencia, otros llegaron con un grado de alcohol importante”, detalló el director del Hospital y luego precisó sobre los dos casos graves: “Hay uno que estaba hasta primeras horas de la tarde en shock room, y el otro pasó directamente a terapia intensiva”.

Respecto a la guardia pediátrica, informaron que únicamente hubo algunos ingresos por patologías habituales y traumatismos de baja complejidad.

Comentarios